El responsable municipal de Rehabilitación recurre el proyecto de la Casa de las Letras porque «no justifica su seguridad»

El responsable municipal de Rehabilitación recurre el proyecto de la Casa de las Letras porque «no justifica su seguridad»

Jesús González Menorca recurre lo aprobado a título personal al entender que no cumple con el Código Técnico de la Edificación ni con la Ley de Contratos

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

«El nuevo proyecto reitera deficiencias heredadas del de la Casa del Cuento y añade otras nuevas de similar o mayor gravedad, que deben ser subsanadas antes de efectuar la contratación de las obras. De entre ellos, el mayor defecto que presenta es la ausencia de justificación de la seguridad estructural del edificio proyectado».

Tal es la principal conclusión del recurso presentado a la aprobación de las obras de construcción de la rebautizada como Casa de las Letras, en el parque de Gallarza, licitadas por el Ayuntamiento de Logroño el pasado octubre por 2,6 millones de euros según lo redactado por el arquitecto y director general de Arquitectura, Rehabilitación y Espacios Urbanos, Rafael Alcoceba.

Anulación del acuerdo de la Junta de Gobierno Local que aprueba el proyecto de obras
Defiende que el documento técnico es «incompleto conforme al contenido mínimo requerido por el Código Técnico de la Edificación» y «contrario a la Ley de Contratos del Sector Público», que exige una «previa supervisión» que no se ha realizado.
Abandono de la ejecución del proyecto e inicio de un nuevo proceso que lo «reoriente»
Aboga por abrir un período, «participativo y transparente», para reflexionar «respecto a la edificación más conveniente» (podría convocarse un concurso de arquitectura).

Un recurso, al que ha tenido acceso Diario LA RIOJA, registrado hace unos días y firmado por Jesús María González Menorca en calidad de arquitecto, funcionario de carrera de la Administración local «desde 1988» y vecino del citado parque. Que González Menorca sea además la cabeza visible de la Oficina de Rehabilitación y Centro Histórico en su condición de adjunto responsable de Rehabilitación avala además un escrito presentado a título personal por el que hoy ya han anunciado su comparecencia tanto el PSOE como Cambia Logroño.

González Menorca recurre el acuerdo de la Junta de Gobierno Local al considerar «evidente» que es un «documento técnico incompleto conforme al contenido mínimo requerido por lo establecido en el Código Técnico de la Edificación» y que, además, «debe anularse por ser contrario a la Ley de Contratos del Sector Público».

No descarta un nuevo siniestro

«El contenido del proyecto aprobado no cumple los requisitos exigidos por el Código Técnico de la Edificación en base a los que se nos asegure que no se generen riesgos indebidos, como los padecidos por la Casa del Cuento, es decir, que el nuevo proyecto no nos garantiza que no pueda volver a producirse un siniestro similar al anterior en su fase de construcción o, lo que sería peor, en su fase de puesta en uso», resume el largo y documentado escrito.

El acuerdo de la Administración local logroñesa, a juicio del arquitecto y funcionario, es contrario a la Ley de Contratos del Sector Público al reconocer explícitamente la no existencia de un informe de supervisión -que verifique que se han tenido en cuenta las disposiciones generales de carácter legal o reglamentario, así como la normativa técnica que resulte de aplicación para cada tipo de proyecto-.

A la ausencia de «documentos obligados», según el recurso, como un informe geotécnico («queda demostrada la ausencia de justificación del cálculo de la cimentación, pero difícilmente puede calcularse cuando falta documentación básica e imprescindible para ello como son el conocimiento de las características mecánicas del terreno), se le une la omisión de la justificación de las «prestaciones del edificio» por requisitos básicos y en relación con las exigencias básicas del citado Código.

«Cuando en la memoria del proyecto se afirma que el cálculo estructural se ha realizado mediante el método de Cross, el arquitecto redactor siendo consciente de ello o por ignorancia, está faltando a la verdad, pues ni la cimentación ni los muros de carga de fábrica ni la estructura de madera pueden calcularse con ese método». Además, queda demostrado en su opinión, que también incumple el Código en los apartados de Acciones en la Edificación, Cimientos, Fábrica y Madera.

«Ni ha justificado que la resistencia y la estabilidad del edificio proyectado sean las adecuadas para que no se generen riesgos indebidos durante las fases de construcción y usos previstos ni ha justificado que la aptitud al servicio sea conforme con tales usos de forma que no se produzcan deformaciones inadmisibles ni degradaciones o anomalías», concluye.

Más

 

Fotos

Vídeos