Un presupuesto de cerca de un millón de euros al año

Ahora que, por fin, las obras con las que se justificó el cierre del Centro de la Cultura del Rioja, hace ya tres años, han finalizado, surge este nuevo escollo en la apertura del edificio. Hace unos días, la Junta de Gobierno Local resolvió un expediente abierto a la empresa encargada de realizar las últimas reparaciones en el inmueble por no contratar a todos los desempleados que se le requerían en el pliego de condiciones. Las obras, de 95.000 euros, se iniciaron en octubre y finalizaron en febrero e incluyeron, entre otras intervenciones, la reparación de la cubierta para eliminar filtraciones y la limpieza de las lonas del techo del patio.

Desde esta primavera, el CCR cuenta con una memoria económica (desde este 2019 hasta el 2022 y ejercicios sucesivos) que prevé un gasto anual de casi un millón. El plan fija para este año un presupuesto de 440.450 euros: 64.000 euros de gastos de personal (el sueldo de la directora); 212.450 euros para bienes corrientes y servicios (el contrato de servicios auxiliares, agua, luz y gas); y 164.000 euros para equipamiento. Ya para el ejercicio 2020, el presupuesto aumentaría hasta 1.031.000 euros, y a partir de 2021 se prevé un presupuesto de 946.000 euros, que se repetiría en el 2022 y en los sucesivos.