La Policía Nacional detiene a dos ladrones autores de varios robos en Logroño

Los arrestados son dos delincuentes de origen georgiano integrantes de una banda itinerante formada por cuatro miembros, dos de los cuales continúan huidos

J.A.G./L.J.R.Logroño

La Policía Nacional ha detenido a dos personas que, presuntamente, habían cometido poco tiempo antes un robo en una casa del barrio de Varea. Las pesquisas, según ha podido saber este periódico, han concluido que ambos, de origen georgiano, formarían parte de un grupo organizado de carácter itinerante formado por cuatro miembros y que durante las últimas semanas podían haber cometido varios robos más en Logroño. Los otros dos miembros de la banda continúan sin poder ser arrestados.

Los hechos comenzaron a desencadenarse la mañana del lunes, cuando unos vecinos se decidieron a telefonear a la Policía tras observar el comportamiento sospechoso de unas personas merodeando por la zona en la que se ubican varias casas de recreo en el barrio logroñés.

Los agentes se personaron urgentemente en la zona pero los presuntos delincuentes, quienes habían logrado previamente acceder a una de las viviendas, lograron zafarse en primera instancia del cerco policial.

Tras montarse un operativo de control de vehículos por la circunvalación de Logroño, los fugitivos fueron finalmente localizados. Cuando los policías se disponían a la identificación y detención de los sospechosos, uno de ellos realizó unos movimientos extraños, lo que llevó a uno de los agentes a efectuar un disparo al aire en señal de aviso, según confirmó ayer la Delegación del Gobierno.

Después de reducir a los delincuentes, los policías observaron que lo que pretendía el sospechoso con sus movimientos era desprenderse de algunos objetos robados en la vivienda. Finalmente los agentes practicaron la detención de los dos ladrones sin que estos opusieran más resistencia.

No obstante, según la información recabada por este periódico de fuentes cercanas al caso, la operación policial no estaría aún completada, pues se sigue intentado localizar a los otros dos miembros del grupo.