La obra licitada del soterramiento de Logroño asciende a 169 millones de euros, de los que se han pagado 153

La obra licitada del soterramiento de Logroño asciende a 169 millones de euros, de los que se han pagado 153
Justo Rodriguez

El Pleno del Ayuntamiento aprueba con el único voto en contra del PP solicitar la convocatoria urgente del Consejo de Administración de LIF 2002 para avanzar en la fase II del proyecto

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

La obra licitada a día de hoy del soterramiento de Logroño asciende a 169 millones de euros, de los que ya se han liquidado, es decir, pagado, 153. Tales son las cifras que ha ofrecido el concejal de Desarrollo Urbano, Pedro Sáez Rojo, en el Pleno del Ayuntamiento, que ha rechazado con los votos de PP, PSOE, Ciudadanos (Cs) y PR+ la moción de Cambia en la que solicitaba una auditoría para conocer lo ejecutado y abonado.

Cambia se ha quedado solo en su petición, que ya fue debatida en noviembre del 2015, pues el resto de grupos municipales han compartido el argumento de que las auditorías «ya se hacen» y, además, el 'desfase' del reciente informe del Tribunal de Cuentas (que imputa a la operación ferroviaria un exceso de 233 millones... para una obra que ha costado hasta ahora 220) «ya ha sido aclarado» a la espera de ser subsanado.

La que sí que ha sido aprobada ha sido la moción de Cs relativa a la fase II del proyecto de integración ferroviaria. La oposición en bloque, con el único voto en contra del PP, ha sacado adelante la propuesta 'naranja' para solicitar la «convocatoria urgente» del Consejo de Administración LIF 2002.

Una convocatoria que persigue requerir a Fomento el traslado de la cantidad consignada de un millón de euros en los PGE 2018 a la citada sociedad «para licitar una reforma del proyecto constructivo básico del 2010» de la fase II, así como la elaboración de un «nuevo convenio» para concretar la financiación y plazos de ejecución de la misma.

La negativa del PP, según Sáez Rojo, viene provocada porque la reunión en cuestión ya fue solicitada el pasado mes de febrero tanto por el Ayuntamiento de Logroño como por el Gobierno de La Rioja y, de momento, «no se sabe nada».

Obras en Canicalejo y El Cortijo dentro de un plan trienal hasta 2022

PP, PSOE, Cambia Logroño, Cs y PR+, es decir, equipo de Gobierno y oposición municipal, han aprobado, en este caso por unanimidad, la inclusión de nuevas actuaciones en el plan de obras trienal de la capital de La Rioja, que además quedará prolongado hasta el 2022.

El Plenoha dado el visto bueno a añadir la ejecución de una acera en el camino de Canicalejo (que, entre otras zonas, pasa por Varea), nuevas paradas de autobús urbano en la carretera de El Cortijo, y varios caminos en el mismo barrio, es decir, El Cortijo.

Puedes verlo

Al respecto, cabe recordar que el plan trienal inicialmente estaba previsto del 2016 al 2019, y en ese sentido Cambia Logroño ha recordado que únicamente se ha cumplido la conexión Fardachón Sur (camino de San Adrián).

Pendientes quedan, si bien el concejal delegado del ramo, Francisco Iglesias, ha querido precisar que se ha estado trabajando en ellas, las obras de avenida de la Sierra, la conexión Valdegastea Noroeste (calle Irlanda-camino viejo de Lapuebla), la conexión Tejeras Suroeste (Pradoviejo), los distribuidores Sur y la ampliación del Camino de Santiago.

Futura modificación de la ordenanza de accesibilidad universal

Por otra parte, el Ayuntamiento de Logroño debería iniciar los trámites para la modificación de la ordenanza de accesibilidad universal después de que una proposición del PSOE haya salido adelante con los votos a favor de PSOE, Cambia, Cs y PR+ y en contra del PP.

Una modificación que, en cualquier caso, queda en el aire después de que la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, la haya rechazado sin contar, previamente, con el Consejo Municipal de la Discapacidad, del que forman parte las entidades vinculadas a este ámbito.

Gamarra ha precisado que si el citado Consejo acuerda modificar la citada ordenanza «seré la primera en aprobar el inicio de la tramitación» al efecto, pero «no vamos a hacer ahora lo contrario del papel que le hemos dado en el papel de las políticas públicas».

La modificación, a la espera de saber cómo, cuándo e incluso si se concreta, pretende un triple objetivo:

1) Reforzar los medios humanos dedicados al cumplimiento de la normativa.

2) Dotar de mayor capacidad en el seguimiento y evaluación de la ordenanza a las personas con discapacidad, así como a las entidades sociales que representan sus intereses a través del Consejo Municipal de la Discapacidad.

3) Y garantizar medios económicos suficientes y finalistas destinados a las medidas que deriven de la correcta aplicación de la ordenanza.