Cs pide incluir cámaras de videogilancia en el reglamento de transporte urbano

Cs pide incluir cámaras de videogilancia en el reglamento de transporte urbano

San Martín se ha referido a la implantación de la figura del usuario «misterioso»

L.R.

El Grupo Municipal Ciudadanos de Logroño ha presentado sus enmiendas al reglamento del transporte urbano de viajeros de la ciudad, entre las que figura incorporar un protocolo de accidentes, colocar cámaras de videovigilancia y la figura del usuario «misterioso».

El portavoz municipal de Ciudadanos, Julián San Martín, ha presentado este lunes, en una rueda informativa, algunas de estas enmiendas, como la colocación de cámaras de videovigilancia, gestionadas por el propio Ayuntamiento, en algunas paradas de autobuses para que sean «seguras».

Ha apuntado que es necesario que la empresa concesionaria del servicio «establezca un protocolo de accidentes para la tramitación del parte de accidentes de los conductores«.

Se ha referido a la implantación de la figura del usuario «misterioso» para que, «de vez en cuando, se pueda subir una persona anónima de alguna asociación de vecinos o algún técnico especializado para ver si el servicio se cumple de manera satisfactoria o si es necesario multarlo«.

San Martín ha asegurado que en Logroño faltaba un reglamento de transporte urbano, dado que «el transporte público es un componente fundamental para la movilidad sostenible y la calidad de vida de los ciudadanos».

Ha indicado que es necesario que, en el artículo cuatro de este reglamento, que trata sobre el carácter público del servicio, aparezcan reflejados los convenios que el ayuntamiento ya posee con algunos municipios, como Lardero y Villamediana.

El portavoz de Ciudadanos también ha explicado que hay que añadir un nuevo artículo en este reglamento, en el que se regulen las obligaciones y derechos del Ayuntamiento como titular del servicio público de transporte urbano.

«Si el Ayuntamiento es el que pone los precios públicos, el que le dice a la empresa concesionaria las paradas que tiene que hacer, los itinerarios..., como Ayuntamiento no podemos hacer dejación de funciones«, ha subrayado.

San Martín ha establecido que las paradas de autobuses deben ser accesibles para todos, ya que «hay personas, como las que sufren una discapacidad, que no tiene la capacidad que tenemos nosotros».

Además, ha señalado la necesidad de que los autobuses paren en paralelo y junto a la acera, «en vez de hacerlo a 80 centímetros o un metro de la acera», y, así, por ejemplo, favorecer a las personas con discapacidad en sillas de ruedas, a las mayores y a las que llevan niños pequeños.

Otra de las enmiendas que ha explicado San Martín aborda el tema de la información al viajero, en el que ha destacado que la información sobre el cambio de horarios o de líneas no lo haga solo la empresa concesionaria, sino también el Ayuntamiento de Logroño.

San Martín ha precisado que es necesario que «el mismo conductor sea el que aprecie que el autobús está completo y no permita el acceso de más usuarios hasta que vayan bajando viajeros en paradas sucesivas».