Los 'papeles de Bárcenas' ya no cuelgan de la pared

La esquina de Portales con Sagasta, este miércoles, libre de carteles... de Podemos contra el PP. /Juan Marín
La esquina de Portales con Sagasta, este miércoles, libre de carteles... de Podemos contra el PP. / Juan Marín

La campaña de Podemos contra el PP ha sido retirada de las calles de Logroño por orden del Ayuntamiento

J. C.

Los 'papeles de Bárcenas' ya han dejado de colgar de las paredes de las calles del centro de Logroño. Según ha podido comprobar Diario LA RIOJA, los lugares donde apareció la campaña 'sorpresa' de Podemos que con el lema de 'Que no vuelvan' arremetía contra el PP y, de paso, contra PSOE y Ciudadanos (Cs), han amanecido limpios. La orden de retirada se dio el lunes... y hoy miércoles los carteles ya no estaban.

Su desaparición, por tanto, ha sido progresiva. El Ayuntamiento de Logroño daba instrucciones a los servicios de limpieza de eliminar la cartelería en cuestión de la capital en la mañana del lunes, después de que ésta pudiese verse ya durante el fin de semana. Este periódico comprobaba entonces cómo parte de la cartelería había sido retirada, caso de Gran Vía, pero aún podía verse en Portales, la plaza del Mercado o en Marqués de Vallejo.

Desde el Ayuntamiento no sólo confirmaban la orden, criticada ayer mismo por Podemos y por Cambia Logroño, sino que precisaban que los carteles irían desapareciendo según se fuesen detectando. Tal y como ha sucedido.

Recordar que si en Madrid la formación liderada por Pablo Iglesias proyectaba (según reivindicaron después de verse tan efectista acción) imágenes de los 'papeles' en la plaza Mayor de la capital de España con las ya populares anotaciones contables de la supuesta 'caja B' del PP con los nombres de «M. Rajoy» y demás, a Logroño llegaron en forma de carteles... mucho más pequeños, pero también llamativos.

Unos carteles que, nada más verse, comenzaron a ser retirados por orden del Ayuntamiento, desde donde se explicó que se actúa de la misma manera con cualquier cartel o anuncio que sea ofensivo contra una persona, organización o entidad poniendo como ejemplo casos en los que han sido empresas las 'ofendidas' (y donde también se procedió a su retirada).

El equipo de Gobierno municipal añadía entonces que la ordenanza de publicidad, combinada con la de limpieza y la cívica, prohíbe la colocación de cartelería fuera de los espacios habilitados expresamente para ello. Se da la circunstancia, pese a todo, de que en este caso se ubicaban en zonas que habitualmente, y aun con su prohibición, están repletas de anuncios de todo tipo, incluidos del propio Ayuntamiento y otras administraciones. De hecho, en los sitios 'limpiados' se han dejado carteles