Ocho hombres y tres mujeres

De haber sido elegido sólo unos días antes como candidato por Logroño, Conrado Escobar se hubiera subido el martes a la tarima donde otros siete compañeros de su partido escoltaban a Pablo Casado, de visita en La Rioja para proclamar a los siete candidatos conocidos (falta Torrecilla) por otras tantas cabeceras de comarca. Todo hombres, por cierto. Una imagen curiosa que casa bien con una coyuntura política pródiga en rarezas: su nombramiento como cabeza de lista cupo ayer en las breves líneas (también ocho: el número mágico) que le dedicó su partido. Ni comparecencia ante la prensa ni foto oficial ni declaraciones de los líderes del PP riojano, que evitaron pronunciarse sobre su designación. Porque el ecosistema político vive tiempos tan extraños que en los escaños de las Cortes muy bien pudieran sentarse tres mujeres procedentes del Ayuntamiento al que Escobar aspira: Gamarra, María Marrodán y María Luisa Alonso.