Las obras del nuevo PERI Carnicerías arrancan tras ocho años de abandono

El solar luce desde el pasado año nueva cartelería. /Juan Marín
El solar luce desde el pasado año nueva cartelería. / Juan Marín

El proyecto ha empezado con la preparación del solar entre Martínez Zaporta y Marqués de San Nicolás a la espera de la retirada de las piedras de sillería que deberán ser conservadas

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

El regreso de las obras al PERI Carnicerías tras ocho años de abandono del solar es ya un hecho. El nuevo proyecto de Aransa Construcción y Obra Civil -a través de la mercantil Nuban Tres-, que viene a sustituir al inicial y fallido de Comsa, ha empezado con la limpieza y preparación del solar de cara a la retirada de las piedras de sillería y elementos singulares que deben ser conservados.

Ya a principios de año la propia alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, daba cuenta de la reciente concesión de la licencia para el último plan especial de reforma interior que quedaba pendiente de los que se paralizaron por la crisis económica, el PERI Carnicerías. Una licencia que llegaba prácticamente un año después de que el Ayuntamiento aprobase la subrogación del contrato a la citada constructora convirtiéndose en la nueva adjudicataria del PERI -incluyendo la totalidad de los derechos y obligaciones establecidos en el pliego inicial de licitación-.

La realidad es que Nuban Tres, que ya cuenta con la financiación para el desarrollo del proyecto, ha modificado por completo el mismo respecto al originalmente planteado por Comsa, cuyo nombre ya fue adelantado por Diario LA RIOJA el pasado mayo, cuando el grupo comenzó la comercialización de los dos edificios de viviendas -hay un tercero en esqueleto, destinado a VPO- entre Martínez Zaporta, Marqués de San Nicolás y Carnicerías, en el corazón del Casco Antiguo capitalino.

El Novelty Plaza -como Novelty se conoció a su hoy vecino café Moderno- será un residencial formado por dos edificios: Novelty -con fachadas a Martínez Zaporta y Carnicerías- y Oriental -con fachada a Marqués de San Nicolás- compuesto por 13 viviendas de entre dos y tres dormitorios desde 155.000 euros (más IVA) de las que ya se han vendido casi el 80%. «Un proyecto singular para personas que buscan un espacio para vivir más particular y distintivo», en palabras del grupo constructor y promotor. Al mismo tiempo, se retomará el bloque de cinco VPO, todas reservadas a día de hoy, que completan el relanzado plan.

Así se lo explicaba estos días a este periódico Álvaro Forcada, director comercial de Aransa, la firma que actualmente trabaja en la construcción de la Escuela de Enfermería de La Rioja, en la ampliación del IES Duques de Nájera de Logroño o en el polideportivo municipal de Navarrete. El PERI en cuestión, además, cuenta con hasta cuatro locales comerciales -dos dan a la esquina de la plaza, uno a la Mayor y otro a Carnicerías- y dos plantas de aparcamiento -una en superficie (en el patio interior) y otra en el sótano- con un total de 37 plazas.

Ocho años después de iniciadas y 14 desde que se empezó su tramitación, las obras volverán al gran solar de enfrente de los Moderno y lo harán con la previsión de que puedan ejecutarse en el plazo de 20 meses. Ya el año pasado, en cualquier caso, se hablaba del 2021 como fecha prevista para su finalización y, con ella, que el Casco Antiguo coloque de manera definitiva una de las piezas clave de su puzle y una de las que más se ha resistido.

Las vueltas del PERI en cuestión, en cualquier caso, son anteriores. Fue en el 2004 cuando el Ayuntamiento de la capital de La Rioja inició la expropiación de las diversas unidades de ejecución para hacerse con la totalidad de los inmuebles, ultimando el proyecto definitivo en el 2007 y siendo adjudicado éste a Comsa en el 2009.

El estallido de la burbuja inmobiliaria echó por tierra esta primera adjudicación y ya en el 2017, cuando la actividad constructora se reinició de nuevo en la zona, Aransa adquirió los terrenos al administrador concursal.

 

Fotos

Vídeos