Nueva vida para Calvo Sotelo 12

El inmueble se alza en las peatonales de Logroño. /Antonio Díaz Uriel
El inmueble se alza en las peatonales de Logroño. / Antonio Díaz Uriel

Félix Revuelta ya trabaja en rehabilitar el edificio adquirido a la Cocina Económica para destinarlo a apartamentos de alquiler | El anteproyecto para recuperar un inmueble que data de 1914 prevé habilitar entre 18 y 20 pisos para arrendar y dos locales comerciales

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Tres meses después de que cambiase de dueño tras años de lenta agonía, Presidente Calvo Sotelo 12 tiene ante sí una nueva vida tras los planes de recuperación en los que ya trabaja la nueva propiedad. Casewa S.A.U, sociedad dedicada a la actividad inmobiliaria del empresario riojano Félix Revuelta, adquirió el pasado febrero por 800.000 euros en subasta pública el edificio donado en su día a la Cocina Económica, y ya está manos a la obra para su reforma y puesta en uso.

«Queremos rehabilitar, hacer entre 18 y 20 apartamentos bonitos y singulares, bien hechos y amueblados, y ofrecerlos en alquiler a precios de mercado pensando en solteros o parejas jóvenes que entren a vivir llevando sólo la maleta», adelantaba jueves a Diario LA RIOJAEduardo Revuelta, arquitecto -sobrino del propio Félix- encargado de un proyecto en el que ya trabajan y para el que se han iniciado los contactos con el Ayuntamiento.

AL DETALLE

Proyecto
Rehabilitación del edificio, no sólo la fachada protegida.
Viviendas
Entre 18 y 20 -de dos habitaciones, preferentemente-.
Locales comerciales
Dos bajos que serán preparados para poder albergar uso hostelero.

Apartamento estandar, locales comerciales y 18 meses

El apartamento estándar previsto es de dos habitaciones, salón con cocina americana y un baño completo... «de alrededor de 70 metros cuadrados», según el arquitecto de la familia, «aunque también podrán ser de una habitación... o de tres». El edificio contará, además, con dos locales comerciales, que tendrán salida de humos pensando en un posible uso hostelero. Las obras no serían de menos de 18 meses y, a la espera de las licencias y los permisos correspondientes, confían en poder iniciarlas a finales de año. «Mi tío quiere lo antes posible, pero todo lleva su tiempo», añade.

«Sin prisa, pero tampoco queremos estar parados», resumía el empresario en cuestión, quien en su día presentó la única oferta en la puja celebrada y la que, por tanto, resultó ganadora... por el precio de salida, además. Su rehabilitación conllevará una notable inversión -más que su derribo y nueva construcción-, pero entre que se trataba de un inmueble que sacaba a la venta la Cocina Económica para su autofinanciación y, además, histórico y de Logroño, Félix participó.

«Mi tío quiere lo antes posible, pero todo lleva su tiempo. Sin prisa, pero tampoco queremos estar parados»

«Hicimos cuentas, un estudio previo, y va justo de rentabilidad... pero al ser por una causa de bien común seguimos adelante», explicó ya Revuelta cuando se hizo con la propiedad. «No me hubiese importado que hubiese venido alguien y se lo hubiese llevado por dos millones de euros. Yo, feliz», reconocía el empresario.

Leer más

«No es proyecto para especular, queremos que esté siempre alquilado, con continuidad, y que los futuros inquilinos estén satisfechos», expone Eduardo, riojano aunque a caballo por su profesión entre Madrid y Milán. Proyectos similares al de Logroño, aunque salvando las distancias, ya ha llevado a cabo en Barcelona, Jerez de la Frontera y la citada Milán.

«Es ese mismo concepto, que ya sabemos que aquí no existe... personalmente me gusta mucho el edificio y estoy muy ilusionado con el proyecto. Por rehabilitar, vamos a rehabilitar hasta la estructura de madera... apostaremos por casas modernas con toda su esencia antigua», añade.

Un solo contrato en alquiler

Casewa, la propietaria del bloque, es una de las dos inmobiliarias con las que cuenta Revuelta, sociedad dedicada a la compraventa de bienes en su caso con la que siempre han tenido claro que Presidente Calvo Sotelo 12 sería destinado al alquiler dado su carácter patrimonialista, «tanto las viviendas como los locales comerciales que resulten del proyecto constructivo».

El inmueble fue donado a la Cocina Económica a finales del 2014 por parte de unos benefactores que desde entonces han preferido mantenerse en el anonimato. El edificio, que actualmente cuenta con un solo contrato de alquiler en vigor de una de sus viviendas interiores -por el que se tendrá que llegar a un acuerdo-, data de 1914 y es obra de Agustín Cadarso (el arquitecto que proyectó el Círculo Logroñés apenas dos años después).