La nueva ordenanza de Movilidad permitirá candar las bicicletas a mobiliario urbano

La nueva ordenanza de Movilidad permitirá candar las bicicletas a mobiliario urbano

El borrador de la norma amplía el tiempo de permanencia de coches en calles peatonales a 30 minutos, y a 40 en los casos de especial dependencia

MARÍA JOSÉ LUMBRERAS* MJLUMBRERAS@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

La nueva ordenanza de Movilidad está a punto de iniciar su trámite, si bien de momento es un borrador que en septiembre se publicará en el Boletín Oficial para iniciar una exposición de 10 días en la que se recojan sugerencias. Pero ¿qué dice este documento? El texto renueva algunas ordenanzas, como la de vados, aparcamiento regulado o carga y descarga y, a la vez, suma otros asuntos relacionados con la evolución del modelo de ciudad.

Por ejemplo, se mantiene el límite de velocidad que ya existía, el de 40 kilómetros por hora, pero se consolidan las zonas 30 y se fija en 20 kilómetros por hora el límite en las vías de prioridad peatonal.

uLa futura norma
Consta de 10 títulos, 154 artículos, ordenados por capítulos, una disposición transitoria única, una disposición derogatoria única y siete anexos.
Trámite
Está en fase de borrador que, en septiembre, se expondrá al público para sugerencias. Luego ya vendrá el paso por el pleno, otro mes de alegaciones y vuelta al pleno.
Ejes
La seguridad vial, el respeto al peatón, la promoción de la bicicleta, el control del uso del automóvil y de las vías y la ordenación del aparcamiento.
Clasificación de calles
Queda como viario de atención preferente, viario de distribución y vías y áreas de prioridad peatonal.
Circulación
En general, se mantiene a 40 kilómetros por hora, aunque se consolidan las zonas 30 y se fija un máximo de 20 km/h en zonas de prioridad peatonal.
Bicicletas
En zonas residenciales, «la circulación deberá realizarse en todo caso por la zona habilitada para el tráfico rodado». El aparcamiento, en los sistemas habilitados, pero, si no los hay, se puede usar el mobiliario urbano 24 horas como máximo. Y no se pueden llevar auriculares.

Aparecen además normas básicas para la movilidad ciclista y su circulación por las diferentes vías urbanas, así como los requisitos de circulación (elementos, accesorios, etc.) para garantizar la compatibilidad con otros medios, la seguridad y la común distribución de las vías. Figura, sobre el tránsito de ciclistas en zonas residenciales, que «la circulación deberá realizarse en todo caso por la zona habilitada para el tráfico rodado». Por cierto, también aparece que «no se podrá conducir un ciclo, ni ningún otro vehículo, utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido».

LA FRASE Francisco Iglesias Concejal de Movilidad «La Policía hallaba muchas controversias en los casos de coches abandonados, que ahora se regulan»

Sobre el aparcamiento de bicicletas, se regula cómo dejarlas en los aparcamientos diseñados para ellas, pero si no hay ninguno próximo, se podrán candar en elementos de mobiliario urbano durante un plazo que no podrá pasar de las 24 horas. En cualquier caso, la bici tendrá que permitir el tránsito peatonal, por lo que habrá de quedar al menos 1,80 metros de anchura mínima accesible. En lo que a circulación de monopatines, patines o aparatos similares, se permite el uso de las vías ciclistas y las sendas ciclables.

En lo que se refiere a las vías de prioridad peatonal con circulación restringida, hasta ahora zonas peatonales, el nuevo texto define las obligaciones y derechos de peatones y vehículos. ¿Novedades? Pues, entre ellas, figura que aumentan los tiempos de paso permitido, de manera que se mantienen los diez minutos de entrada y salida, pero los otros 10 de estancia se amplían a 20, con lo que resultará 30 frente a los 20 que regían hasta ahora. En el caso de los residentes en situación de especial dependencia, se pasa de los citados 20 minutos a 40 minutos (30+10) de posibilidad de permanencia ininterrumpida.

Sobre aparcamiento

Respecto al aparcamiento, se establecen normas generales aplicables para toda la ciudad, para las vías peatonales y para el estacionamiento regulado.

El borrador fija un régimen aplicable a los vehículos abandonados (aquellos que permanecen en la vía pública un mes y presentan desperfectos, dice), que incluye su procedimiento de retirada, tasas, identificación del propietario y su asimilación a residuo sólido. El concejal del Movilidad, Francisco Iglesias, contó la controversia que hasta ahora estos casos generaban a la Policía Local.

Sobre la carga y descarga, se fija de 8.30 a 13 horas y de 16 a 19 horas (hasta ahora era desde las 15 horas) y se mantienen los 20 minutos de permanencia ininterrumpida. Como novedad, aparece la carga y descarga nocturna para establecimientos comerciales de 1.000 a 2.000 metros cuadrados (como los supermercados-) realizada con vehículos de más de 12,5 toneladas. El horario que prevé este borrador va de 22.30 a 24 horas y de 5.30 a 7 horas. El mismo Iglesias indicó que se ha llevado a cabo alguna experiencia piloto para comprobar la idoneidad de este horario y ha resultado favorable.

En lo que tiene que ver con las zonas verdes y azules (verde y azul) nace una tarifa especial para personas con discapacidad y además sus tiempos de permanencia se doblan respecto al tiempo de la tarifa normal, es decir, podrán aparcar 3 y 4 horas, en función de si la plaza es azul o verde.

 

Fotos

Vídeos