Los mejores productos de la huerta

La mitad de los puestos estaban ocupados por productores locales, y el resto, por agricultores de otros puntos de la geografía riojana. :: d.U./
La mitad de los puestos estaban ocupados por productores locales, y el resto, por agricultores de otros puntos de la geografía riojana. :: d.U.

Una treintena de puestos de exposición y venta de productos agroalimentarios protagonizaron la jornadaDegustaciones y visitas culturales, novedades este año del Mercado de Varea

ARANCHA JODRA / I.M.

VAREA. El paseo de San Isidro de Varea acogió ayer de las 10 a las 14 horas el tradicional Mercado agroalimentario que se celebra cada año. El cambio de ubicación del polideportivo municipal a las calles fue «todo un acierto porque le aporta mucha más vitalidad al mercado», aseguró una vecina. Numeroso público degustó y compró los productos frescos locales a la venta en los diferentes puestos como, por ejemplo, miel, embutido, queso, frutas, verduras o vino, entre otros.

Quince de los treinta puestos fueron ocupados por productores locales de Varea y la otra mitad procedían de diferentes municipios de La Rioja como Albelda, Préjano o Tricio, y también de Cameros.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, participó en la inauguración del mercado y señaló que «contribuye a reforzar una de las señas de identidad de Logroño y su tradición agrícola».

El cambio de ubicación del polideportivo por las calles propició un mayor ambiente en el mercado Numeroso público degustó y compró los productos frescos, como embutido y queso, además de vino

Idea original de mercado

La organización del mercado, a cargo del Ayuntamiento, retrasó este año en relación a ediciones anteriores la celebración del evento unas semanas. El objetivo, que los asistentes pudieran comprar más variedades hortofrutícolas de temporada. Para ello recabaron el acuerdo de la Asociación de Vecinos de Varea y los agricultores de la zona, a pesar de que «las cerezas, por ejemplo, eran de mejor calidad otros años», comentó un labrador del municipio.

El evento retomó la idea original de mercado con el cambio de ubicación y, por otro lado, incorporó nuevas iniciativas que le aportaron mayor dinamismo y atractivo. La oferta tradicional de productos de la tierra se complementó con diferentes actividades infantiles o visitas culturales organizadas a lo largo de todo el día: visita teatralizada a las ruinas y la iglesia de Varea, el programa 'AlimentArte' dirigido a los más pequeños o talleres de jardinería y pintura.

Durante toda la mañana tres cocineros profesionales elaboraron platos tradicionales de China, Ecuador y Marruecos como el ceviche de gambas o los fideos chinos con verduras, ante la expectación de los asistentes.

Otro año más, el Mercado de Varea resultó ser «un éxito y una buena oportunidad para dar a conocer los productos riojanos», concluyó el encargado de un puesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos