El mapa de ruidos del ocio, que será corregido, se retrasará todavía más

Los concejales Jesús Ruiz Tutor y Miguel Sáinz presidieron ayer la segunda convocatoria de la Mesa del Ruido en el Ayuntamiento. :: j. marín/
Los concejales Jesús Ruiz Tutor y Miguel Sáinz presidieron ayer la segunda convocatoria de la Mesa del Ruido en el Ayuntamiento. :: j. marín

El Ayuntamiento echa para atrás el documento por «criterios técnicos» y solicita un «cambio de metodología» a la empresa ante la indignación vecinal

JAVIER CAMPOS LOGROÑO.

Más retrasos en los plazos. Más indignación entre los vecinos. El Ayuntamiento de Logroño ha echado para atrás el mapa de ruidos del ocio elaborado por la empresa ACC Centro de Acústica Aplicada, y que iba estar listo para principios de este año, según anunció el equipo de Gobierno, cuando lo adjudicó en mayo del 2017 junto a la propuesta de zonas tranquilas, los estudios para la declaración de zonas de protección acústica especial y los planes zonales específicos.

El motivo por el que el borrador presentado «no ha pasado el filtro técnico», en palabras del concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, ha sido la metodología empleada, que ha dado como resultado que prácticamente toda la ciudad «sufra contaminación acústica» y, por ejemplo, cualquier calle con terrazas no cumpla los objetivos de calidad acústica perseguidos.

«Si para el mapa de ruidos estratégico, el que recoge el viario, el ferroviario y el industrial, se utiliza la metodología que marca la ley, para el de ruidos no estratégico, caso del ocio, la metodología es interpretable y ahí ha estado el problema: que se nos ha presentado el escenario más desfavorable posible sumando ambos ruidos y dando una situación irreal que debe ser recalculada», explicaba Tutor.

LAS FRASESJesús Ruiz Tutor Concejal de Medio Ambiente «Se nos ha presentado el escenario más desfavorable dando una situación irreal que debe ser recalculada»Fernando Mangado Portavoz de Logroño sin Ruidos «Se lo han devuelto a la empresa porque, al parecer, no cumple las expectativas y lo van a volver a hacer»

Ayer, coincidiendo con la segunda reunión de la Mesa del Ruido constituida el pasado mes de diciembre, el equipo de Gobierno dio cuenta de tales hechos y provocó las protestas tanto de los vecinos como de los grupos de la oposición. «Se lo han devuelto a la empresa adjudicataria porque, al parecer, no cumple las expectativas y se ha pedido que lo vuelvan a hacer... Mientras tanto, pasa el tiempo y no solo crece el problema en las zonas ya afectadas, sino que surgen problemas en zonas nuevas al seguir dando licencias», denunciaba Fernando Mangado, desde Logroño sin Ruidos. «Han decidido unilateralmente y sin informar a nadie que está mal redactado y que no se adapta a lo que ellos quieren», añadía Carlos Madrigal, de la misma asociación. Los vecinos solicitan que se hagan públicos los estudios para conocer «de qué estamos hablando».

Ruiz Tutor, quien no comparte tales críticas y justifica parte del retraso debido a que el concurso inicial fue recurrido por una de las empresas licitadoras y hubo que esperar a su resolución para adjudicarlo definitivamente, cree que el objetivo final es el de dotarse de una «herramienta válida» que sirva para la puesta en marcha de «planes de acción eficaces» -«si las conclusiones son irreales, también lo serán las medidas correctoras», vino a decir-. «Sin mentir ni ocultar nada, por supuesto, porque las mediciones están hechas y son correctas, pero habrá una revisión con una nueva metodología y más teniendo en cuenta que el mapa de ruidos estratégico, por ley, tendrá que ser revisado en breve. Pero no lo quieren entender», concluía el edil popular.