'La voz de las manos blancas', un recuerdo a las víctimas de ETA

Homenaje a las víctimas del terrorismo. / G.R.

El acto ha servido para recordar el 22 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco y homenajear a las víctimas del terrorismo

CANDELA RUIZ UBAGO / N.I.

«Miguel Ángel tenía 29 años cuando la banda terrorista le robó la libertad y la vida». Así ha comenzado la concentración homenaje a las víctimas del terrorismo que ha tenido lugar este jueves en el Paseo del Espolón, coincidiendo con el 22º aniversario del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco.

Al acto, organizado por el Ayuntamiento de Logroño en colaboración con la Fundación Miguel Ángel Blanco, ha asistido el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, además del consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Alberto Bretón, y representantes de las Asociaciones de Víctimas.

En la concentración el alcalde ha señalado la necesidad de explicar a los jóvenes quién fue el joven Miguel Ángel Blanco, qué significó su secuestro y asesinato y de qué manera surgió una nueva conciencia ciudadana para luchar contra el terrorismo: el Espíritu de Ermua.

«Miguel Ángel salió de su casa el 10 de julio por la mañana pero no volvió al medio día, haciendo saltar las alarmas. Era concejal del PP, y junto con otros partidos estaban en el punto de mira de la banda terrorista ETA. Rápidamente el secuestro se confirmó materializando las amenazas y la noticia se extendió por todo el país». Durante el transcurso de las primeras horas, la banda terrorista dio un ultimátum: o se acercaban los presos etarras a las cárceles del País Vasco o matarían a Miguel Ángel en 48 horas», ha recordado el alcalde.

De su muerte y la protesta social surgió la asociación que lleva su nombre, además de 'La voz de las manos blancas', un proyecto que representa «el esfuerzo colectivo que supuso la lucha contra ETA ante su imposición de miedo y odio, el sacrificio de los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Un proyecto exitoso de paz y estabilidad, de valores compartidos».

El acto ha concluido con un minuto de silencio en honor a las víctimas del terrorismo y una ofrenda floral en el monumento en recuerdo y homenaje a ellas que se encuentra en el Paseo del Espolón.