Logroño reforma quince paradas de autobús

Logroño reforma quince paradas de autobús

Las obras consisten en la adecuación de los espacios para las maniobras de acercamiento del autobús y en el desplazamiento de obstáculos, como contenedores próximos

LA RIOJALogroño

El Ayuntamiento de Logroño trabaja en la reforma de quince paradas de autobús, doce de ellas ya culminadas, para mejorar su accesibilidad y la movilidad en la ciudad, ha afirmado hoy el concejal de Transporte Urbano, Francisco Iglesias.

Iglesias ha visitado las obras realizadas en una de las paradas de autobús de avenida de Colón, la denominada «Ciriaco Garrido», donde se pavimenta y amplía la zona de este espacio.

Sus datos, según recoge la agencia Efe, indican que se ha actuado en doce de las quince paradas que se incluyen en este proyecto de mejora, actualmente en la de «Ciriaco Garrido» y después se hará en la de «Milicias», ambas de la línea 1.

A ellas se sumará la paradas del «Palacio de Congresos», perteneciente a la línea 5, con la previsión de que las obras estén finalizadas en dos semanas, si la climatología lo permite.

Una vez terminadas las intervenciones en las paradas, se realizarán pequeños retoques en las paradas de la calle Gran Vía, como el desplazamiento de iluminación o algún tipo de mobiliario urbano que pueda impedir el tránsito, tanto peatonal como de vehículos.

Las obras comenzaron a finales del pasado mes de septiembre y, aunque cuentan con un plazo de ejecución de tres meses, estarán terminadas en noviembre, según Iglesias.

Las paradas que seran reformada
Las paradas que seran reformada

El concejal ha explicado que el fin de estas actuaciones, que se desarrollan de forma periódica, es «facilitar el trabajo de los profesionales, la comodidad de los usuarios del transporte urbano y la seguridad en los flujos peatonales».

Ello se enmarca en el Plan de Movilidad Urbana Sotenible (PMUS) y en el estudio que se elabora en la actualidad para mejorar el transporte urbano de la ciudad, ha detallado el Ayuntamiento de Logroño en una nota.

«Son obras necesarias, que mejorarán de forma notable la movilidad, tanto de los viajeros como para las propias maniobras de los autobuses», ha subrayado Iglesias.

Estas actuaciones, ha explicado, consisten en la adecuación de los espacios para las maniobras de acercamiento del autobús a las paradas y en el desplazamiento de obstáculos, como contenedores próximos a las mismas, entre otras medidas.

El Ayuntamiento actúa en todos los barrios de la ciudad para mejorar la seguridad vial y cumplir el compromiso del Gobierno local de «hacer ciudad sobre la ciudad y escuchar a los vecinos y sus representantes», ha dicho.

Ha destacado, entre estas intervenciones, la creación de la nueva parada de la calle Dinamarca, que actuará como cabecera de la línea 5, «demandada por los vecinos, ya que se trata de una zona habitada por muchas personas con movilidad reducida y habían solicitado una parada más cercana».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos