Logroño contará con un Centro de Escucha para atender el duelo y hacer frente a la soledad

Logroño contará con un Centro de Escucha para atender el duelo y hacer frente a la soledad
Justo Rodriguez

La previsión es que haya tres o cuatro sedes con un equipo de más ochenta voluntarios

LA RIOJALogroño

El primer Centro de Escucha de La Rioja se pondrá en marcha en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Logroño y se prevé que sea a partir del próximo junio, con el fin de atender a las personas que viven en soledad, depresión o un proceso de duelo.

Así lo ha afirmado este viernes el vicario de Pastoral de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Víctor Manuel Jiménez, en un encuentro informativo, en el que también ha participado el psicólogo y miembro del Centro de Humanización de la Salud de los religiosos Camilos, Valentín Rodil, impulsor de este proyecto.

Jiménez ha indicado que, como paso previo a la apertura de este centro, se han organizado desde ayer, jueves, hasta el próximo domingo, día cinco, unas jornadas en Logroño.

Esta iniciativa está dirigidas a quienes estén interesados en formarse para acompañar a personas en situación de dificultad en su propio entorno, en el Centro de Escucha o en un grupo de duelo.

Ha explicado que este Centro de Escucha será una parte del Centro de Orientación Familiar (COF) de la Diócesis y se espera, tras su apertura en junio, extenderlo a cabeceras de comarca riojanas con tres o cuatro sedes, un proyecto en el que las personas serán atendidas por algunos de los más de 80 inscritos en estas jornadas.

Estas jornadas, ha proseguido, se acompañan de una unidad móvil del Centro de Escucha que, de forma habitual, circula por la Comunidad de Madrid y sus alrededores, donde dos voluntarias del Centro de Humanización de la Salud de los religiosos Camilos ofrecen un servicio gratuito de escucha activa, relación de ayuda y atención.

Los puntos donde se ubicará la Unidad Móvil del Centro de Escucha son, este viernes, en el aparcamiento del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja, y mañana, cuatro, en la Plaza de la Parroquia de San Pablo, ha concretado.

Ha apuntado que el objetivo de este nuevo centro será «poder dar este servicio que muchas personas demandan en las parroquias», para lo que desde la Diócesis se quieren formar a voluntarios de escucha y contar con profesionales sociosanitarios«.

Por su parte, Rodil ha destacado el nivel de soledad que viven quienes acuden a este servicio y que «no es cantoso, como el de las personas mayores, es diferente, es la soledad interna, que es existencial, de que nadie te comprende en realidad».

«La gente nos cuenta cosas que no le cuenta a nadie y lo hace de forma inmediata, en muy poquito tiempo, y no se las cuenta a nadie porque piensan que son tonterías», ha subrayado.

Ha resaltado que existe «una tolerancia a la tristeza muy pequeña» y «una enseñanza en salud mental poco adecuada» en la sociedad actual, por lo que las personas están hechas para entender poco lo que les pasa y «pasar por encima» de ello.

Un Centro de Escucha, ha incidido, constituye «un verdadero dispositivo de salud» y un recurso social para la prevención de patologías, evitar la cronificación de estados asociados a situaciones vitales dolorosas y, además, «da respuesta a una necesidad no satisfecha por la asistencia pública y de forma escasa por la privada».

Ha relatado que «la persona que solicita ayuda o asesoramiento es atendida por quienes forman parte del cuadro de expertos en 'counselling' y relación de ayuda, con una intervención que puede ser de forma individual o en grupo de ayuda mutua». E