Los jóvenes logroñeses quieren empleo, formación y vivienda

Campus de la Universidad de La rioja / Juan Marín

Un estudio elaborado en el marco del Plan Logroño Joven muestra que uno de cada cinco compatibilizan estudios y trabajo, que dos de cada tres quiere emanciparse o que más de la mitad de las mujeres pasa miedo al andar de noche por la calle

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

La elaboración del Plan Logroño Joven concluye ahora su segunda fase y lo hace con los resultados de una encuesta a 466 jóvenes de 18 a 35 años a los que se les han formulado al menos 81 preguntas con 220 variantes. ¿Qué se buscaba con ellas? Sobre todo, conocer las necesidades de esta parte de la población. Y los resultados indican la preocupación de los jóvenes por su proyecto de vida, que se expresa en sus demandas de empleo, formación y vivienda, muy por encima de otras cuestiones como ocio, deporte o cultura.

Los sociólogos responsables del estudio, Luis Alberto Sanvicens y Milagros Laspeñas, han contado esta mañana algunos de los resultados del mismo, entre ellos, que si hasta ahora el estudio y el trabajo eran actividades sucesivas, ahora resultan paralelas, de manera que uno de cada cinco jóvenes las compagina y en otros casos se estudia y se busca trabajo (8%) o se estudia, trabaja y se busca trabajo (el 6%). El caso de los que ni estudian ni trabajan ni buscan trabajo se queda en el 1,7%, cifra, por otro lado, similar a la del panorama nacional, recuerdan los sociólogos. En lo que a formación se refiere, el 38% no cumplió sus expectativas educativas porque prefirió trabajar (30%), encontró un buen trabajo (6,9%) o no se le daban bien los estudios (21,6%). Por necesidades económicas dejó de estudiar el 18,6%.

La situación laboral de los jóvenes trabajadores encuestados cambia en función de la edad. A menos edad, más precariedad. El 47,6% no tiene estabilidad laboral, porcentaje que llega al 74,2% en el grupo de 18 a 24 años, mientras que el 39% es funcionario, fijo o indefinido. El 5,3% trabaja sin contrato. Y uno de cada tres no está satisfecho con su situación laboral.

Respecto a los que buscan trabajo, que son el 35,6 por ciento de los encuestados, uno de cada cuatro lo quiere acorde a su preparación, mientras que casi la mitad aceptaría cualquier trabajo. Eso sí, el 71,1% lo quiere en Logroño o cerca, mientras que el 19% estaría abierto a ir a cualquier lugar de España y el 9% se iría al extranjero.

Además, a dos de cada tres jóvenes que no está emancipado les gustaría hacerlo. La mitad no lo consigue porque no tiene independencia económica. Por lo demás, está emancipado el 40% de los encuestados, el 77% de ellos de 30 a 35 años. Más de la mitad vive de alquiler. Y este dato ha cambiado con el paso del tiempo. En los momentos precrisis, quien se iba del hogar familiar lo hacía con hipoteca, recuerdan los sociólogos.

Pese a todo, los jóvenes logroñeses preguntados se encuentran satisfechos con su vida y con todas las áreas analizadas, desde su ocupación, a su familia, su tiempo libre o su capacidad de decidir. Si ponen algún pero, algo que hacen en algo más de la mitad de los casos, es en su situación económica.

En su tiempo libre, salen con amigos (34,5%), hacen deporte (27,9%), hacen actividades artísticas (21,7%), leen (25,8%) o ven la televisión y películas (18%). Casi uno de cada cinco no realiza ninguna actividad física de manera regular, destacan los especialistas.

En lo que a valores se refiere, están completamente de acuerdo con la igualdad entre los sexos, en el matrimonio homosexual o en la paternidad sin pareja y en contra por completo de la defensa de las ideas por la fuerza o de la superioridad racial.

En cualquier caso, uno de cada cinco se ha sentido discriminado por su sexo (más mujeres que hombres), por su aspecto físico (más hombres que mujeres) o por su edad. Y uno de cada diez por su nivel de estudios, por su clase social o por su étnia o país de origen.

Y también se han fijado en que el 30,3% de los jóvenes siente miedo al andar de noche por las calles de Logroño. De ellos, el 51 por ciento es mujer, mientras que le pasa también al 7,6% de los hombres.

El estudio se va a presentar a los grupos municipales y a asociaciones y entidades. El concejal del área, Javier Merino, ha señalado esta mañana que, con estos datos, se definirá ahora el marco de actuación para, en su última fase, definir las medidas concretas que se van a aplicar para tratar de cubrir esas necesidades detectadas.

 

Fotos

Vídeos