Inscritas sesenta personas en la cita previa de la sastrería renacentista para San Bernabé

Justo Rodriguez

La Concha del Espolón acoge de nuevo el taller donde se confeccionarán y perfeccionarán los trajes de la representación del Asedio en las fiestas logroñesas

LA RIOJA Logroño

La Concha del Espolón albergará, un año más, la sastrería renacentista donde se confeccionarán y perfeccionarán los trajes que se lucirán en la representación del Asedio en San Bernabé y en la que se han inscrito 60 personas a la cita previa, cifra superior a la de 2018, que se empezó con 40.

El concejal logroñés de Voluntariado y Festejos, Miguel Sainz, junto con el figurinista de la sastrería, Javier Sáez, ha afirmado este martes que es el tercer año consecutivo que el Ayuntamiento y los voluntarios de la ciudad escogen la Concha del Espolón para poner en marcha esta iniciativa, informa EFE.

Sainz ha explicado que el taller lleva años funcionando, pero desde hace tres o cuatro se ha mejorado su capacidad técnica con la inclusión de nuevas máquinas de coser, dos más que en 2018; y de más personal en materia de concepción y diseño renacentista.

Ha resaltado que la sastrería cuentan con un figurinista y con un par de modistas adicionales, quienes «intentan por todos los medios poner en valor los trajes hechos años atrás, recuperarlos y colocarlos con el máximo rigor histórico».

A ello ha añadido que también se preocupan de que toda la producción de la sastrería en los próximos años se atenga a los cánones de aquella época.

«Un reclamo fundamental en la fiesta»

El concejal ha afirmado que los trajes son «un reclamo y un factor fundamental en esta fiesta porque contribuyen a ambientar Logroño y a devolverlo a ese año 1521».

Sáez ha apuntado que el principal problema son los tejidos, por lo que se trata de «adecuar un poquito la ropa que se llevaba en esa época a lo que podemos encontrar en las tiendas modernas».

También ha explicado que la principal característica de la ropa de esta época es que hay una superposición de prendas y resurge el arte y la cultura, por lo que «la moda adquiere más importancia y eso se traduce en muchísimos tipos de tejidos y de prendas, sobre todo reflejado en las vestimentas de los nobles».

¿Cómo ser voluntario?

Por otra parte, Sainz ha informado que, para unirse a este movimiento de voluntarios, hay que rellenar un formulario, pedir cita previa con el figurinista para que le tome medidas o le muestre los patrones predeterminados de la época renacentista, con el fin de que se le haga un traje encuadrado en aquella época«, ha apuntado.

«A partir de ahí, al voluntario se le ayuda en el corte de esos patrones y más adelante en la confección y en ir juntando las diferentes piezas del traje», ha añadido el concejal.

Un fondo de armario

El concejal ha subrayado que el Ayuntamiento de Logroño, con vistas a la celebración en 2021 del quinto centenario del asedio de la ciudad, ha encargado unos trajes renacentistas para tener un fondo de armario de aquella época, poder exhibirlo durante todo el tiempo que este abierta la sastrería y que «sirva de reclamo para los logroñeses».

«Tenemos seis trajes confeccionados y un séptimo que se va a confeccionar este año, los cuales pertenecen al patrimonio municipal», ha dicho el concejal, para el que tienen «una función motivadora porque se ajustan a esos tiempos y cánones de vestimenta».