Cs incide en llevar la subestación de Cascajos «lo más lejos de las viviendas»

Cs incide en llevar la subestación de Cascajos «lo más lejos de las viviendas»

San Martín, en un encuentro informativo, ha presentado una moción de su grupo, en la que se insta a alcanzar un nuevo acuerdo para el proyecto y la financiación con Iberdrola y la Sociedad Logroño Integración del Ferrocarril

L.R.

El portavoz municipal de Ciudadanos en Logroño, Julián San Martín, ha incidido este jueves en la necesidad de que Gobierno local trabaje ya en «un nuevo acuerdo para sacar la subestación eléctrica de Cascajos lo más lejos de las viviendas».

San Martín, en un encuentro informativo, ha presentado una moción de su grupo, en la que se insta a alcanzar un nuevo acuerdo para el proyecto y la financiación con Iberdrola y la Sociedad Logroño Integración del Ferrocarril (LIF) 2002 para buscar la mejor ubicación de esta infraestructura.

«Debemos encontrar ya una solución para los vecinos de Cascajos y trabajar desde ya para ubicar la subestación eléctrica lo más lejos de las viviendas garantizando la calidad del suministro eléctrico«, ha enfatizado.

Cs plantea en su moción que esa mejor ubicación de la subestación pasa por estar fuera del casco urbano o soterrada en el entorno del Peri Ferrocarril.

Ha indicado que, además de garantizar la calidad del servicio eléctrico a la zona de Cascajos y la zona centro de Logroño, el equipo de Gobierno municipal debe buscar la cofinanciación de la LIF 2002, Iberdrola y el Gobierno de La Rioja para conseguir el menor coste posible.

La búsqueda de una nueva ubicación de la nueva subestación «lleva coleando», ha dicho, desde 2009, hasta que, en 2016, una moción conjunta de Ciudadanos y el PSOE planteó aprovechar el inicio de las obras de la nueva estación de autobuses para soterrar la subestación.

Esta moción no fue aprobada por la negativa del PP y la abstención del PR+ y Cambia Logroño, ha recordado San Martín, quien se ha referido a los diez años que han pasado desde que se planteó el traslado de la subestación de su ubicación actual.

Para él, «es urgente tomar una decisión sobre ello», dado que la calle Miguel Delibes se estrechará ampliamente antes de llegar a la nueva rotonda con la calle Gustavo Adolfo Bécquer y «será un peligro para la circulación».

También se ha referido a que, en el lateral de la nueva estación de autobuses, en Miguel Delibes se ubicará el nuevo intercambiador de autobuses urbanos, que se trasladará de Jorge Vigón.

Por ello, es «urgente» tomar la decisión del traslado de la subestación, dado que el estrechamiento de Miguel Delibes será «un foco de peligro para la circulación rodada y peatonal».