Hágase la luz... y la Navidad se hizo

Los logroñeses disfrutaron las luces con sus niños. /Miguel Herreros
Los logroñeses disfrutaron las luces con sus niños. / Miguel Herreros

Logroño procede al encendido oficial del alumbrado navideño de sus calles hasta el 6 de enero | Numeroso público se dio cita en torno a la Concha del Espolón en un acto que da el pistoletazo de salida a las fiestas entre niños y villancicos

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

La Navidad ya luce en las calles de Logroño. La capital de La Rioja procedió ayer al tradicional encendido del alumbrado navideño en un acto que congregó a numeroso público en torno a la Concha del Espolón. Allí, en lo alto y en pleno centro, la alcaldesa, Cuca Gamarra, rodeada de niños y niñas de la Escuela Municipal de Música, accionaba el dispositivo que prendía las luminarias que se mantendrán hasta el próximo 6 de enero.

Hasta entonces habrá tiempo de sobra para que cada logroñés y cada visitante se pronuncie sobre las mismas. Sobre gustos no hay nada escrito -aunque tal vez ya está todo dicho- y ayer se registraban las primeras denuncias sobre si el encendido no fue simultáneo en todas las zonas y sobre si en determinadas áreas no estaban encendidas, caso de Portales o Vara de Rey. Algunos tramos, y fue fácilmente comprobable, alumbraron pasado algún tiempo.

Desde ayer el alumbrado navideño iluminará las calles de Logroño en horario de 18 a 22 horas, los días laborales; y de 18 a 24 horas, sábados, festivos y vísperas de fiesta. El acto, sencillo a la par que emotivo, fue básicamente musical: alumnos de la Escuela Municipal de Música interpretaron varios villancicos, «los de siempre», culminando con el 'Navidad, Navidad, dulce Navidad'.

El alumbrado navideño se compone, como cada año, de dos apartados: por una parte, la iluminación institucional en algunas de las zonas más emblemáticas de la ciudad, que este año incluirá como novedad un gran árbol monumental luminoso que podrá ser visitado en su interior -se instalará desde mediados de diciembre, probablemente en El Espolón, aunque su ubicación todavía no es segura-; y, por otra parte, la iluminación de las zonas comerciales, en colaboración con la Cámara de Comercio, que es sufragada en un 70% por el Ayuntamiento.

Ayer, junto a las luces del centro, lo más fotografiado volvió a ser el abeto artificial de 12 metros de altura e iluminación LED azul, en la rotonda de Gran Vía con Vara de Rey -donde en San Mateo se ubicó la fuente del vino-, que acaparó desde el primer momento todas las miradas.

 

Fotos

Vídeos