'Una habitación propia' y feminista

Presentación de 'Una habitación propia'./Irene Martínez Zapata
Presentación de 'Una habitación propia'. / Irene Martínez Zapata

La Biblioteca Municipal Rafael Azcona estrena el nuevo espacio de lectura 'Una habitación propia' por la igualdad de género

IRENE MARTÍNEZ ZAPATA| N.I.

Es tiempo de reflexionar, de pensar sobre el futuro que les depara a las niñas de hoy, a las mujeres del mañana. ¿Y qué mejor lugar que las bibliotecas? Lugares de meditación, de lectura, de aprendizaje. Letras e ilustraciones adornan 'Una habitación propia', el nuevo espacio abierto en la biblioteca Rafael Azcona destinado a fomentar la igualdad desde la infancia y prevenir la violencia de género.

'Pelea como una chica' de Sandra Sabaté, 'Manual Ultravioleta' de Clara Sarra o 'Cansadas' de Nuria Varela son solo algunos de los 200 títulos que se pueden encontrar entre el área infantil y la adulta en las que se divide la habitación. El común denominador: el feminismo o igualitarismo -como se prefiera llamar-.

La sala, ubicada en la primera planta del edificio, ha sido inaugurada hoy por el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso e Mendoza. «Sensibilizar, concienciar y educar son los tres verbos con los que queremos conjugar este espacio», ha explicado el primer edil. Este espacio debe su nombre a Virginia Woolf que en uno de sus libros manifiesta que «una mujer ha de tener dinero y una habitación propia si desea escribir ficción». Conseguirlo fue «fácil y rápido» porque se disponían de los dos ingredientes necesarios: el dinero fue donado por el fondo del Pacto de Estado contra la violencia de género, y la habitación, se hizo un hueco en la biblioteca Rafael Azcona.

Este «espacio vivo» ha sido diseñado por la directora de proyectos expositivos, artísticos y culturales, Susana Bador, que ha dotado al lugar de mobiliario y de una decoración en la que se han utilizado obras de artistas riojanas como Laura Meseguer, Raquel Marín o Rosa Castellot, entre otras. Un hall abierto, sin puertas, y con grandes ventanales por el que se cuela la luz diurna. Sin duda, el punto perfecto para disfrutar de una lectura relajada que incentive a los lectores a tomar las riendas de una sociedad íntegra, diversa y equitativa donde no haya cabida a la desigualdad ni a las conductas violentas.

Un compromiso igualitario

Esta iniciativa es una de las primeras que se ha puesto en marcha por la concejalía de igualdad, promovida por Eva Tobías, con el objetivo de que «eduque y forme en igualdad a nuestros menores y jóvenes para romper modelos y roles con mentalidades ancladas en la injusticia», ha expresado el alcalde. Para conseguirlo, los temas se abordarán de forma lúdica con actividades y talleres que completen la formación desde la infancia. Igualmente, se hace un llamamiento a que el personal investigador y las partes interesadas acudan a este lugar para realizar intercambio de conocimientos en estas materias.

Hermoso de Mendoza ha concluido antes de inaugurar la sala que «este es el Logroño comprometido que queremos crear entre todos y todas. Un Logroño igualitario para crecer mujeres y hombres en una sociedad más justa».

La Biblioteca Rafael Azcona «siempre se ha volcado en los proyectos y programas comprometidos con la igualdad de género ya que se relaciona con varios ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y en concreto con el ODS 5 que consiste en lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas; y contribuyen a la Agenda 2030 de las Naciones Unidas», según explica el consistorio.