El Grupo de Convivencia de Logroño atiende a 76 víctimas de violencia de género

Un momento de la visita. / Justo Rodriguez

El alcalde de la capital, Pablo Hermoso de Mendoza, ha visitado la unidad que lleva operativa desde el 2008

L. R.

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha visitado este viernes el Grupo de Convivencia de Logroño, una unidad específica de la Policía Local, que trabaja desde 2008. Ha estado acompañado en su visita por la concejala de Igualdad, Eva Tobías, y la responsable de la Unidad, Marta González.

El Grupo de Convivencia e Intermediación de la Policía Local tiene, entre sus funciones, mantener contactos permanentes con las mujeres maltratadas y detectar y controlar posibles situaciones de riesgo de la mujer. Actualmente atiende a 76 mujeres, de las que cuatro se encuentran en riesgo grave.

Además, desarrolla información procedente de otros servicios policiales e instituciones públicas o privadas y actúa como enlace entre la víctima y los restantes servicios especializados de atención a la mujer. Asimismo, este Grupo se encarga de mantener un control de las zonas de vida cotidiana de la víctima y zonas frecuentadas por el posible agresor.

Otras de sus funciones son alentar a la víctima a la presentación de la correspondiente denuncia; asesorar y acompañar a la mujer en procedimientos policiales y judiciales, en colaboración con otros servicios.

El grupo stá formado por dos subinspectores, tres oficiales y 14 agentes de policía. Esto permite que las víctimas puedan ser atendidas todos los días del año, durante las 24 horas.

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha manifestado «el compromiso del equipo de Gobierno y del Consistorio en apoyar de forma decidida la lucha contra la violencia de género« algo que el Ayuntamiento »ha demostrado con la creación de la concejalía de Igualdad y Convivencia«, ha dicho.

«Apostamos firmemente porque esa lacra de la violencia de género se erradique, algo que tiene que ver con un conjunto de políticas vinculadas a la coeducación, la corresponsabilidad, la perspectiva de género«, ha incidido Hermoso de Mendoza, al tiempo que ha recalcado su »apoyo decidido« a esta unidad policial.

La concejala de Igualdad y Convivencia, por su parte, ha incidido en el «mensaje de tolerancia cero« ante la violencia machista, un área en la que »queremos que el enfoque se dé en el agresor, no solo en la víctima«.

No obstante, cree que el trabajo fundamental «pasa por poner en marcha políticas educativas »y porque no se vea a la violencia machista «como un problema privado, sino que esté en la agenda pública».

La responsable de la Unidad ha detallado cómo los agentes de la unidad trabajan en colaboración con los servicios sociales del Ayuntamiento y ha incidido en que «la denuncia de la víctima es algo primordial» y «en los últimos años han aumentado y eso es algo bueno».

Además ha subrayado que no hay un perfil de las víctimas a las que atienden, «porque van desde mujeres de 70 años a otras menores y unas muy preparadas a otras que no lo están«.