La gran cúpula se instalará en otoño, aunque todavía se estudia cómo se hará

Á. A. LOGROÑO

Su construcción se ultima estos días en uno talleres de Madrid con la previsión de iniciar su instalación en otoño. La gran cúpula que unirá las estaciones de tren y autobuses será «una espectacular construcción a nivel de ingeniería, de 50 metros cuadrados de diámetro y forma geométrica», que según los arquitectos va a otorgar al edificio una singularidad que le va a hacer estar en todas las revistas de arquitectura y ser reclamo de mucha gente «que va a venir expresamente a verla».

Su instalación (pesa mil toneladas) será una operación compleja que requerirá del apoyo de grúas y maquinarias especializadas, aunque a fecha de hoy todavía no hay nada decidido. Según indicaron ayer fuentes de LIF2002, en la actualidad todavía se están recalculando dimensiones y espacios para llevar a cabo la maniobra.

Lo que sí esta claro es que la intervención afectará a la fachada actual de la estación de tren, que deberá desmontarse para poder llevar acabo la unión entre la estación de autobuses y la de tren.

Cuatro meses de trabajo

Será un trabajo en el que se emplearán unos cuatro meses. «Es algo costoso, y además hay que cortar la calle». El parque de la parte de la estación de autobús se enlazará con el parque de la estación del tren, a través de esta cúpula, que también será transitable por su parte de arriba.

Ambas construcciones guardan una similitud estética, pero no serán iguales. La de tren, de hecho, no cuenta con lucernarios. El jardín será parecido, siguiendo la misma línea, con sus caminos y plantas.

Según explicaron ayer, se van a plantar 7.000 metros cuadrados de arbustos, el total del parque Felipe VI ocupará 60.000 metros cuadrados. La idea es plantar todo a finales de septiembre, para que en primavera luzca el parque con su máximo esplendor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos