El mapa del veneno canino

Propietarios de perros, en la concentración del domingo. :: f. díaz/
Propietarios de perros, en la concentración del domingo. :: f. díaz

Hasta catorce puntos de la ciudad, más otro en Fuenmayor, podrían haber sido 'diana' recientemente de las intoxicaciones de animales | La Protectora reclama «vigilancia» y sospecha que hay más de una persona involucrada

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Todo empezó el pasado 26 de octubre. Aquella noche al menos tres perros resultaron envenenados en los jardines de la parte de atrás del Palacio de Justicia de La Rioja, en Logroño, al final de la calle Pérez Galdós. Nuria Goñi, dueña de uno de esos animales, la mestiza Aria, recuerda que «por la noche comió algo y a los 15 minutos, después de sufrir vómitos y diarreas, se desmayó». Rápidamente Nerea trasladó a su mascota al hospital veterinario Albeitar, donde «no la llegaron a ingresar, pero estuvo toda la noche con espasmos». Afortunadamente, Aria respondió al tratamiento y ahora está bien pero, según ha podido saber este medio, al menos una docena de perros han resultado envenenados por la misma sustancia en las últimas semanas en esa misma zona y también en el parque de la Cometa y la zona verde del final de la Gran Vía, donde algunos dueños de perros se han organizado para vigilar tanto a pie de calle como desde las ventanas de sus casas, a fin de intentar dar con el supuesto envenenador de perros.

La semana pasada también se organizaron 'patrullas' ciudadanas y 'caninas' a fin de intentar localizar al envenenador, sin suerte. El resultado de esta indignación, y también temor, fue la manifestación celebrada el pasado domingo en la plaza del Ayuntamiento de Logroño en la que alrededor de medio millar de dueños de perros de la ciudad se concentró para reclamar una investigación y más atención por parte de las Administraciones públicas. Susana Gutiérrez, una de las convocantes de la manifestación y creadora del portal de Facebook 'No más envenenamientos de Logroño', explicaba que «ante la pasividad del Ayuntamiento, la ciudadanía se ha movilizado porque este hecho no es aislado». Susana Gutiérrez describió el veneno como «muy peligroso, muy tóxico» y reclamó «concienciación».

Más de una persona

La Asociación Protectora de Animales en La Rioja (Aparioja) logró una muestra del cebo envenenado que se ha encontrado en el parque de la Cometa, Gran Vía y el Palacio de Justicia de La Rioja y encargó un análisis toxicológico a través de la clínica veterinaria Bustillo, que ha desvelado que el veneno se trata del plaguicida Aldicarb. «No pensamos que sea una persona sola sino que hay más con diferentes adversiones hacia los animales», explica la presidenta de Aparioja, Carmen Faulín, quien recordó otros casos de envenenamiento de animales en los parques del Semillero, del Ebro, San Miguel, Los Lirios, Los Tilos y El Arco, donde apareció una camada de gatos muertos. Además, y según ha podido saber este medio en base a la información proporcionada por dueños de perros y miembros de la organización de la manifestación del pasado domingo, también ha podido haber casos de envenenamiento en Logroño en los parques de Varea, la plaza de Fermín Gurbindo y las calles Beratúa y Lope de Vegas, además de en Fuenmayor. Hace un año informábamos, además, del caso denunciado de dos perros muertos por la ingesta de algún producto tóxico en el parque de la Concordia. Quince puntos en total.

Carmen Faulín pide «vigilancia» e «iluminación», aunque también expone que «hemos insistido y el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Logroño o nos ha hecho ni caso». El edil Jesús Ruiz Tutor, veterinario de profesión, ha contestado a través de las redes sociales: «Toda la información que nos envíen sobre el caso será muy positiva para resolverlo positivamente». Según ha podido saber este medio, en menos de un mes se han registrado una docena de envenenamientos de perros con la misma sustancia y al menos uno ha muerto por esta causa. Algunos dueños ya han cursado denuncia ante la Policía Nacional.

LOS LUGARES

El mismo cebo
en las últimas semanas se ha encontrado en el parque de la Cometa, el final de Gran Vía y los jardines de la parte trasera del Palacio de Justicia de La Rioja.
Otros
Aparioja ha denunciado antes casos en los parques San Miguel, Semillero, Los Tilos y del Ebro, así como en El Arco y Los Lirios.
Además
se ha alertado sobre veneno en el parque de la Concordia, Varea, las calles Lope de Vega y Beratúa y la plaza Fermín Gurbindo.

La propia clínica Bustillo alerta en su web del caso: «Muchas veces oímos historias o bulos sobre envenenamiento de perros en diferentes parques públicos y no nos lo terminamos de creer. Esta vez os podemos asegurar que es verdad. Llevamos unas semanas con diferentes casos de perros intoxicados por comer un trozo de carne con bolitas negras […]. Los síntomas ocurren de forma rápida tras la ingestión y son vómitos, salivación, diarrea aguda muy líquida, temblores… y si no son tratados a tiempo pueden evolucionar a convulsiones y muerte. De momento ya conocemos un caso de un perro fallecido y han sido varios los que han necesitado tratamiento hospitalario».

 

Fotos

Vídeos