Fallece Luis Santos 'el Orejas', fundador del Club Deportivo Berceo

Fallece Luis Santos 'el Orejas', fundador del Club Deportivo Berceo

Además de abrir el club hace 73 años y de regentar el Bar Negresco durante más de 45 años, era el padre del exalcalde de Logroño Tomás Santos

LA RIOJA

Esta mañana ha fallecido a los 94 años Luis Santos 'el Orejas', padre del exalcalde de Logroño Tomás Santos y persona muy conocida en Logroño ya que además de regentar el Bar Negresco durante más de 45 años, fue fundador del Club Deportivo Berceo hace 73 años.

El Berceo se hacía eco en redes sociales de «la peor noticia que podría tener un berceísta». Destacaba que «la familia verde llora y está de luto» tras perder al que hizo que sea «lo que somos a día de hoy»

El fueneral tendrá lugar este martes, a las seis de la tarde, en la iglesia parroquial de Santiago el Real. La familia recibe en la sala Nº8 del Tanaorio Mémora Pastrana de Logroño este martes de 11a 14 y de 16 a 17 horas.

Con él y su hermano tras la barra, el Negresco se convirtió en uno de los locales más conocidos de la capital riojana y en un lugar de culto para futboleros. Los jugadores del Berceo hicieron del bar su lugar de encuentro y desde allí iban juntos a los partidos. Las clasificaciones de cada jornada quedaban escritas con tiza en la pared del fondo.

En agosto de 2007, con motivo del cierre del bar, Eduardo Gómez contaba la historia de tan emblemático establecimiento.

Escribía entonces Eduardo:

«Fue en sus inicios de Melón 'El Cortijano' y en 1934 lo llevó Aniceto Fontecha antes de establecerse como fabricante de gaseosas y hielo en Duquesa de la Victoria. Lo tuvo también Nonito y Fernando Martínez que luego se mudaron al Parador en la calle San Agustín, que posteriormente se convirtió en el Asador Zubillaga, al hacerse cargo del mismo Cesáreo Zubillaga y su esposa Rosi, hija de Fernando.

Pero quienes hicieron popular el Negresco fueron los hermanos Luis y Tomás Santos, el primero de ellos mater del Club Deportivo Berceo, arrastrando hacia el bar al mundo del fútbol del campo aficionado. El Negresco se convirtió en el mentidero del fútbol de Logroño y por allí pasaban jugadores, entrenadores, árbitros y aficionados, más o menos cabales, de esta actividad deportiva, cualquiera que fueran sus colores preferidos. Por supuesto que, preferentemente, los que se identificaban con el Berceo, cuya sede social se encontraba en el piso superior, donde la mujer de Luis, María Luisa Munilla, colaboró con el club, desde la confección de las primeras camisas del equipo, confeccionadas con sacos de azúcar, hasta la preparación de los bocadillos que se llevaban en los desplazamientos (...).

(...)Del vino se encargaba Nicolás, padre de Luis y de Tomás, que lo solía traer de Alcanadre a granel, rellenando las botellas en un pequeño habitáculo existente al fondo y que los clientes maliciosos le llamaban el laboratorio. En ocasiones, puntuales, fiestas de San Bernabé o San Mateo, les echaba una mano en el mostrador Tomás, hijo de Luis, hoy en día alcalde de la ciudad. Quién se lo iba a decir».

Entrevista publicada en 2005 en Diario LA RIOJA
Entrevista publicada en 2005 en Diario LA RIOJA

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos