Los estorninos llegan sin avisar

Espectacular bandada, el año pasado, sobre Yagüe. /  SONIA TERCERO
Espectacular bandada, el año pasado, sobre Yagüe. / SONIA TERCERO

Desde finales de agosto se ha detectado la presencia de pequeñas bandadas en diversas zonas de la ciudad La campaña de control comienza el lunes, un mes antes de lo previsto

Á.AZCONA

logroño. La climatología ha hecho que la campaña municipal para controlar los dormideros de estorninos comience un mes antes de lo habitual, según anunció ayer el concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor. Explicó que se ha decidido actuar ya desde el próximo lunes ante la presencia inesperada en la ciudad de los primeros ejemplares hace casi un mes. Señaló que la llegada desde el norte de Europa se ha adelantado por las condiciones climatológicas, que han hecho que lleguen aprovechando nuestro buen clima, y su presencia ya ha provocado las primeras quejas de vecinos del entorno de la plaza Joaquín Elizalde y parque del Carmen por los problemas de suciedad que ocasionan. Junto a su anticipada presencia, Ruiz Tutor auguró, a su vez, que esta será una campaña «complicada», debido a la «buena» previsión para la vendimia «con lo que tienen alimento de sobra», además de que la cosecha se va a retrasar y esto hará que estén más tiempo. «Ahora son las uvas y, después, las aceitunas u otros productos agrícolas», lo que supone «todo un paraíso para este tipo aves».

Como explicó, primero suelen desplazarse unos pocos estorninos en misión de exploración, y si encuentran un lugar tranquilo para pernoctar, avisan al resto de la bandada, que puede llegar a acumular hasta 200.000 ejemplares. «Lo que se intenta es evitar que vengan a dormir a Logroño, para ellos un sitio tranquilo y más cálido que el medio rural, es como un hotel de cinco estrellas». El objetivo de la campaña es ahuyentar a los estorninos, por lo que cada noche se emplean varias técnicas para molestarles, sin hacerles daño, como emisores sonoros fijos o portátiles, ahuyentadores ópticos láser, sistemas de explosión de gas y rapaces nocturnas y diurnas adiestradas para la persecución de las bandadas de estorninos. Lo que se persigue es que vayan a dormir a zonas boscosas de la periferia de la ciudad, como La Grajera o la balsa de Viana.

34.000 EJEMPLARES

u150 actuaciones
En la campaña 2017/18, se realizaron 150 actuaciones. En total, se ahuyentaron más de 34.000 ejemplares.
u¿Dónde se va a actuar? En el seminario, Corazonistas, el colegio Obispo Blanco Nájera, el barrio de Madre de Dios, el cementerio, el pinar del Horcajo, el barrio de Valdegastea, la plaza Joaquín Elizalde y alrededores, la plaza Teresa de Calcuta, la plaza del Coso y avenida de Madrid.

Aunque la campaña empieza «el lunes al anochecer, se estima que las bandadas serán más visibles a finales de octubre y en noviembre. Para entonces, «estará todo preparado para ahuyentar a las aves y así evitar que creen dormideros. Los trabajos suelen desarrollarse desde dos horas antes del ocaso hasta una hora después.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos