El Espolón se viste de zoco por Navidad

Público ayer en el Mercado de Navidad inaugurado en El Espolón. :: / Justo Rodriguez

Un mercado, al más puro estilo europeo, ofrece desde ayer en Logroño productos típicos de estas fechas en quince casetas

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

No hay capital centroeuropea que estos días no despliegue su mercado de Navidad. París, Berlín, Amsterdam... fueron los artífices de una iniciativa a la que ayer se sumó Logroño con su propio zoco instalado hasta el próximo 5 de enero en El Espolón, en pleno corazón de la ciudad.

Quince puestos, una parada para la fotografía y un amplio abanico de actividades para toda la familia son sólo algunos de los atractivos del primer mercado navideño de Logroño inaugurado ayer, que persigue dinamizar el comercio local.

Adornos navideños, turrones, mazapanes, panettones, barquillos en divertidas cajas musicales, cuentos y libros típicos de estos días, vinos de la tierra y la posibilidad de tomar un vino caliente... todo un arsenal de posibilidades con las que los negocios locales confían, como así lo comentaron ayer varios de los comerciantes instalados en las casetas, en animar las ventas en esta época. Un reto, a priori, posible a juzgar por la numerosa afluencia de público que se dio cita en El Espolón para asistir a la inauguración de un evento inédito hasta ahora y que incluye un premio de 500 euros a la mejor fotografía que se realice en un set preparado para ello y que después se suba a las redes sociales con el hastag de la campaña #SoyNavidad.

Precisamente, en el acto de apertura, amenizada por un concierto de villancicos interpretados al piano, el presidente de la Cámara de Comercio de La Rioja, Jaime García-Calzada, explicó que esta iniciativa tiene un doble objetivo. Por un lado, pretende impregnar el centro de la ciudad «con un ambiente navideño, no con el típico mercado medieval, sino con uno que esté más relacionado con estas fechas».

Por otro lado, persigue impulsar el comercio de Logroño «con una actividad que a su vez genera actividad», detalló García-Calzada, quien confía en que esta nueva propuesta se consolide en el tiempo y que «vaya creciendo en calidad, más que en cantidad».

Por su parte, la concejal de Comercio, Cultura y Turismo, Pilar Montes, incidió en el objetivo de «acercar los distintos productos que hay en los comercios de la ciudad a un entorno que sea atractivo y que en sí mismo llame la atención, que apetezca visitarlo tanto a los logroñeses como a los visitantes».

Además de la venta de productos típicos, en el mercado tendrán lugar una serie de actividades para toda la familia que se irán intensificando conforme empiecen las vacaciones escolares «para que este sea el punto de encuentro y a partir de aquí la gente siga haciendo sus recados por Logroño».

 

Fotos

Vídeos