Enzarzados por la urgencia del pleno

El salón de plenos, semivacío. /J.H.
El salón de plenos, semivacío. / J.H.

La oposición ha votado en contra del carácter urgente del pleno para aprobar el convenio de bomberos | Los representantes de PSOE, PR y Cs han detallado que apenas ha tenido 45 minutos para estudiar el informe técnico de un convenio que duraría 4 años y comprometería a la siguiente Corporación

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

La oposición en el Ayuntamiento de Logroño ha dado un revés este viernes al equipo de Gobierno al no aprobar el carácter de urgencia del pleno extraordinario y urgente que se había programado para la mañana de este viernes.

Ese era el paso previo para iniciar la reunión plenaria de los concejales logroñeses, en la que se iba a aprobar el convenio por el cual el Ayuntamiento cobra los servicios prestados por los Bomberos de Logroño en otros municipios riojanos.

Tras su voto en contra sobre la urgencia del pleno, los portavoces han querido explicar su postura, pero el presidente de la sesión ha entendido que la urgencia no se debate y no les ha dado la palabra. Como sí han podido intervenir tanto el concejal del área como la alcaldesa, los ediles de la oposición se han levantado y han abandonado el pleno.

Una vez fuera, los representantes del PSOE, PR y Cs en el Ayuntamiento de Logroño han comparecido para explicar su postura. Así, la oposición ha detallado que apenas ha tenido 45 minutos para estudiar el informe técnico de un convenio que duraría 4 años y comprometería a la siguiente Corporación.

Según la oposición, el presupuesto debería rondar los 780.000 euros, mientras que el convenio que se iba a debatir en el pleno sólo está dotado con 600.000 euros.

«No procede debatir acerca de la urgencia», ha especificado Sáinz Yangüela; mientras que el portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha protestado porque le haya dado la palabra a Sáinz, pero no a los grupos de la oposición.

No obstante, el presidente del pleno ha reiterado que no iba a ceder la palabra a ninguno de los grupos de la oposición y se la ha dado a la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra. Ante esto, todos los concejales de la oposición se han levantado de sus asientos y han abandonado la sala, dejando solo al Grupo Popular.

Gamarra ha lamentado «profundamente» lo que ha ocurrido en esta sesión, que, ha recordado, se denomina de manera coloquial «escoba» porque en ella se aprueban los asuntos que quedan pendientes del resto del año y «forma parte del funcionamiento del Ayuntamiento».

Además, ha resaltado que «los partidos de la oposición han decidido bloquear el funcionamiento normal del Ayuntamiento» porque si hubieran «avisado antes» de su voto en contra del carácter urgente de este pleno, se podría haber celebrado con carácter ordinario el próximo día 31.

Según la alcaldesa, todos los grupos de la oposición son los «responsables» de, «estando perfectamente informados del contenido del convenio», haber votado en contra de la celebración de este pleno, algunos de ellos, cambiando «en el último momento» el sentido del voto que «habían manifestado en la Junta de Portavoces» celebrada ayer, día 27.

En declaraciones posteriores a los periodistas, la portavoz municipal socialista, Beatriz Arraiz, ha destacado que se les ha facilitado el informe del interventor «tres cuartos de hora antes del pleno, sobre un convenio que cambia de forma sustancial sobre los firmados con anterioridad porque compromete a la corporación durante cuatro años».

Asimismo, ha señalado que a este convenio «siempre le ha faltado una memoria justificativa» y ha resaltado que «hubiera pedido al equipo de Gobierno que convocara un pleno hoy a la 13:30 horas para presentar un convenio anual», como el que se ha aprobado otros años.

Cambia Logroño ha asegurado, en un comunicado, que su «obligación es defender los intereses de los vecinos y vecinas de Logroño y la responsabilidad en el voto, para lo que es necesario tener el tiempo suficiente para leer y estudiar el sentido de lo que se vota».

«Las formas y soberbia del PP no son nuevas, si hemos llegado hasta esta situación es porque se lo han permitido durante los últimos tres años y medio, el incumplimiento de mociones aprobadas, la no ejecución presupuestaria y la ocultación de información han sido habituales y por ellos nunca hemos pasado ni pasaremos», ha concluido.

Por su parte, el portavoz de Cs, Julián San Martín, ha expresado a los periodistas que su Grupo no ha sido informado «totalmente» del contenido de este convenio, que «tiene modificaciones sustanciales» y cuyo informe del interventor «rechaza lo que planeta el equipo de Gobierno».

Por último, el portavoz del PR+, Rubén Antoñanzas, ha apuntado, también en un encuentro informativo posterior, que ha votado en contra porque «hay un cambio importante dentro del convenio en la duración, que pasa a cuatro años»; y entiende que es «una competencia que es impropia del Ayuntamiento de Logroño y la estamos prestando sin una valoración técnica seria de lo que cuesta», ha incidido.