El entorno del colegio Vicente Ochoa será más seguro para alumnos y peatones

Las obras se centraban ayer en el ensanchamiento de las cuatro esquinas del cruce. :: díaz uriel/
Las obras se centraban ayer en el ensanchamiento de las cuatro esquinas del cruce. :: díaz uriel

Á.A.

logroño. El concejal de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas, Francisco Iglesias, visitó ayer las obras que, desde hace diez días, se están realizando en la confluencia de las calles Poniente y Ronda de los Cuarteles, en el entorno del colegio Vicente Ochoa. Una intervención, incluida dentro del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Logroño (PMUS), y que consistirá en el ensanchamiento de las cuatro esquinas del cruce, la instalación de vallas de encauzamiento para evitar los cruces en diagonal por parte de los peatones, y la colocación de nuevo mobiliario urbano como papeleras y bancos. Además, se va a construir una plataforma única elevada entre los cuatro pasos, a la altura de las aceras, lo que obligará a los vehículos a reducir la velocidad a su paso.

La obra, según Iglesias, supone un avance en la creación de áreas pacificadas en los entornos escolares y, de forma general, persigue «crear entornos más amables donde los ciudadanos desempeñen sus actividades sin la continua presión del tráfico». Los trabajos, que se espera estén concluidos para el puente de La Constitución, se suman a otras intervenciones realizadas en septiembre en la vecina García Lorca.

 

Fotos

Vídeos