Los efectos del fuego, meses después de la ola de incendios en garajes de Logroño

Dos plantas. El fuego en el aparcamiento de la Plaza Otoño, como en las demás ocasiones, se produjo de madrugada y, en este caso, en las dos plantas del estacionamiento. /
Dos plantas. El fuego en el aparcamiento de la Plaza Otoño, como en las demás ocasiones, se produjo de madrugada y, en este caso, en las dos plantas del estacionamiento.

El aparcamiento de la plaza Otoño inicia las obras de reparación y el de Doce Ligero vuelve a utilizarse desde esta semana | La quema de varios coches el pasado verano calcinó e inutilizó los estacionamientos, lo que ha obligado a los vecinos a aparcar en la calle o a alquilar una plaza

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

Meses después, los vecinos cuyos garajes ardieron este verano siguen sufriendo las consecuencias de aquellos incendios. Mientras que en el estacionamiento de la plaza de Otoño comienzan estos días unas obras de reparación que requerirán de una inversión próxima al medio millón de euros, los propietarios de las plazas del estacionamiento de Doce Ligero 20-22 por fin han podido esta semana acceder al aparcamiento.

Más

Los primeros días fueron de inquietud para más de 120 familias afectadas por los incendios en los dos estacionamientos. Las peculiaridades de los casos les hacían dudar de que fueran a quedar cubiertos por sus seguros. Pero resultó que sí, que las compañías se han ido haciendo cargo de los importes de las reparaciones de las zonas comunes, mientras que luego cada propietario ha tenido que gestionar con su propio seguro las cuestiones más particulares.

El garaje de la plaza de Otoño ardió en la madrugada del 14 de julio, en pleno fin de semana. Allí se quemaron coches en las dos plantas en las que se reparten las 77 plazas del estacionamiento. Tres vehículos en las segunda planta quedaron calcinados y otro en la primera resultó parcialmente abrasado, si bien otros más también sufrieron daños a cuenta del fuego y de los cascotes.

Furgonetas. El incendio de dos furgonetas y los daños ocasionados en la calle Doce Ligero ha hecho que se mantenga cerrado el estacionamiento durante seis meses.
Furgonetas. El incendio de dos furgonetas y los daños ocasionados en la calle Doce Ligero ha hecho que se mantenga cerrado el estacionamiento durante seis meses. / Juan Marín

Los siniestros se enmarcaron en una 'ola de incendios' por la que se detuvo a seis personas

Desde entonces se ha redactado un proyecto que ha tenido que visarse en el colegio profesional correspondiente, se han debido realizar numerosos trámites y ya hace unos días se logró el permiso para unas obras que ya han empezado a materializarse. Entre unas cosas y otras, la inversión que se realice va a rondar el medio millón de euros. ¿Cuándo se podrá aparcar? En la comunidad de propietarios estiman que las actuaciones necesarias durarán en torno a los cuatro meses. A ver si comienzan el verano aparcando ya en sus plazas. Un año después del dramático suceso.

El incendio en el aparcamiento de la calle Doce Ligero se produjo el 25 de julio pasado, una madrugada de miércoles. En aquella ocasión, el fuego dejó carbonizadas dos furgonetas en el primer sótano, así como un trastero anexo. Solo que, claro, como en el anterior, los desperfectos no quedaron solo en los coches, sino que las altas temperaturas alcanzadas (entre 800 y 1.000 grados) destrozaron muchas más cosas. Esta vez, aunque las obras como tales duraron dos meses y medio, vinieron precedidas de peritajes y gestiones varias. En total, seis meses sin poder aparcar.

Plaza de Otoño. Primeros pasos en la obra de reparación del estacionamiento en cuyo interior se calcinaron cuatro coches y al menos doce resultaron dañados el 14 de julio.
Plaza de Otoño. Primeros pasos en la obra de reparación del estacionamiento en cuyo interior se calcinaron cuatro coches y al menos doce resultaron dañados el 14 de julio. / Juan Marín

El gasto realizado en el garaje para volver a dejarlo en condiciones se encuentra entre los 70.000 y los 80.000 euros, calculan en la comunidad de propietarios, cifra que ha sido sufragada por su seguro. El estacionamiento, que se encuentra en el número 22, también da servicio al número 20 de Doce Ligero. En total aparcan en torno a 50 vehículos, cuyos responsables han estado utilizando las calles próximas para dejar sus coches o han tenido que alquilar otras plazas en estacionamientos próximos.

Ola de incendios

La quema de los garajes se enmarcó en una situación más amplia de ola de incendios provocados que se dio por toda la ciudad. En otros casos se centró más en vehículos y solo en uno más, de la calle Colón 73-75, se adentró en aparcamientos.

Hemeroteca

Los presuntos autores se hacían llamar 'los payasos justicieros' y tenían en el momento de su detención, en los primeros días de agosto pasado, entre 16 y 23 años. Alardeaban de sus acciones en las redes sociales y la Policía Nacional apostó por ellos desde el primer momento. Los casos de incendios de coches se registraron sobre todo en Logroño, pero también en Lardero, Agoncillo y Villamediana entre los días 14 de junio y 25 de julio.

Doce Ligero. En este aparcamiento, que ya permite a sus usuarios el acceso y uso después de las reparaciones precisas, se registró el último incendio de la 'ola'.
Doce Ligero. En este aparcamiento, que ya permite a sus usuarios el acceso y uso después de las reparaciones precisas, se registró el último incendio de la 'ola'. / L.S.

Así, dentro de la operación que se llamó 'Ascuas' se detuvo y se puso a disposición judicial a seis jóvenes (cuatro adultos -dos mujeres y dos hombres- y dos menores), de nacionalidad española y vecinos de Logroño. Según los datos que manejaron los agentes, todo habría empezado como una especie de venganza de tinte sentimental. Luego todo se complicó y fue evolucionando en el mes y medio que separa el primer incendio (el 14 de junio en Lardero) del último, el de las dos furgonetas del garaje de Doce Ligero (25 de julio).

 

Fotos

Vídeos