«Son días para sentirse orgullosos de nuestra bandera y de ser logroñeses»

La alcaldesa coloca junto a una vecina del 28 de Portales la primera bandera de este año. :: díaz uriel/
La alcaldesa coloca junto a una vecina del 28 de Portales la primera bandera de este año. :: díaz uriel

La alcaldesa coloca la primera de las 85 nuevas banderas de Logroño en Portales y Santiago con motivo de San Bernabé

J. C.

Logroño. «Logroño es la ciudad de todos y en su bandera estamos todos representados». La alcaldesa de la capital de La Rioja, Cuca Gamarra, colocó ayer simbólicamente la primera de las 85 nuevas banderas que se distribuirán este año por las calles Portales y travesía de Santiago y que se sumarán a las más de 185 que el Ayuntamiento de Logroño ya ha repartido por el Casco Histórico desde el 2016 (también las hay en las plazas del Mercado y de San Bartolomé).

La colocación de la enseña de la ciudad, que fue colgada de uno de los balcones del número 28 de la calle Portales por la regidora municipal y la propietaria del piso en cuestión, fue seguida de cerca por representantes del resto de grupos municipales y de la asociación Plus Ultra y Voluntarios de Logroño, colectivos que colaboran con la decoración de las calles para estos días de fiesta. También estuvo presente la Guardia de Santiago.

«Son días para sentirse orgullosos de nuestra bandera y de ser logroñeses», dijo Gamarra tras poner de manifiesto que cada vez más balcones cuentan con la bandera de Logroño conmemorando estos días, en los que la ciudad se embellece y engalana, el asedio y la victoria logroñesa sobre el ejército francés en 1521.

El reparto de banderas entre los vecinos de Logroño surgió de forma consensuada por la Corporación municipal hace tres años, que se sumaba así al que ya venía realizando la Cofradía de San Bernabé, que reparte banderas con la Cruz de San Andrés entre asociaciones, sociedades gastronómicas y entidades ubicadas en el Casco Antiguo, para colocarlas en las calles Laurel, San Juan, Muro del Carmen, etc.

Este año, como novedad, el Ayuntamiento de Logroño ha adquirido 1.000 banderas pequeñas de mano, que se distribuirán entre los logroñeses que asistan a la procesión de San Bernabé (fundamentalmente niños), en la que la alcaldesa dedicará los banderazos a tres entidades o personas «que por su labor colaboran a la construcción de una ciudad mejor» tal y como viene siendo tradición. El presupuesto destinado a la adquisición de banderas este año es de 1.542 euros para las banderas grandes y de 1.113 para las banderas de mano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos