El Cubo pide de cara al Año Nuevo

Melchor, Gaspar y Baltasar, ayer, en el barrio logroñés de El Cubo, escucharon los deseos de mayores y pequeños. :: miguel herreros/
Melchor, Gaspar y Baltasar, ayer, en el barrio logroñés de El Cubo, escucharon los deseos de mayores y pequeños. :: miguel herreros

Los vecinos esperan que el 2019 traiga avances en la fase II del soterramiento | El barrio del noroeste, que recibió a los ReyesMagos, incluye en su cartamejoras en la limpieza y en la iluminación y más juegos infantiles

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Logroño. «Que no se olviden de lo que queda del soterramiento, que no se olviden de que aquí seguimos a la espera». Los Reyes Magos visitaron ayer El Cubo, de manos de su asociación de vecinos, y aprovechando la estancia de Sus Majestades de Oriente en el barrio del noroeste de Logroño, sus residentes no dudaron en hacerles entrega de una carta comunitaria pensando en su barrio y en los de los alrededores.

Que el 2019 traiga avances en la fase II del proyecto de integración del ferrocarril -1,9 kilómetros entre el paso superior de Murrieta y la ermita del Cristo (entorno del Cuarto puente)- es el principal deseo y el más compartido.

Peticiones vecinales

Soterramiento
Avances en el proyecto para la fase II y conexión provisional entre Fuenmayor y Gonzalo de Berceo.
Limpieza
Mayor celo en el parque de El Cubo.
Iluminación
Más luz en el paso de peatones del norte de la glorieta del olivo 'milenario'
Parques y jardines
Más zonas de juegos infantiles.

El Cubo pidió de cara al Año Nuevo, tal y como pone de manifiesto su presidente vecinal, Ismael Touré, y entre esas peticiones se encuentran mejoras en la limpieza y en la iluminación y más juegos infantiles. «Nos consideramos bien tratados y atendidos por el Ayuntamiento de Logroño, pero siempre hay cosas pendientes y todo es mejorable... Por pedir, lógicamente, que no quede», precisaba Touré a requerimiento de Diario LA RIOJA.

La mejora de las conexiones entre los distintos barrios de la zona sigue bien presente para todos y cada uno de ellos, lo que, al menos sobre el papel, pasa por dar continuidad al soterramiento tal y como estaba previsto en su origen. Que el único punto de unión entre El Cubo y el parque de los Enamorados-San Lázaro sea la pasarela de Fontanillas no pasa desapercibido para nadie.

«Sin el soterramiento hay que dar 50.000 vueltas para ir de un sitio a otro y con la pasarela hay que encontrar una solución provisional que mejore la calidad de vida de los residentes en la zona porque la conexión entre la calle Fuenmayor y la avenida Gonzalo de Berceo urge y mucho», sentencia Touré, quien tampoco se olvida de Valdegastea.

Al mismo tiempo, desde la asociación de vecinos de El Cubo también se piensa en otras 'pequeñas' cosas. Más limpieza en el parque del Cubo, pues según apuntan «las reuniones de grupos de jóvenes se saldan con una suciedad que no debería considerarse normal»; y mayor iluminación en el paso de peatones al norte de la rotonda del olivo milenario en la confluencia entre Carmen Medrano y Gonzalo de Berceo, pues tal y como señalan «apenas se ve nada y más vale actuar antes de que haya que lamentar».

Del mismo modo, los vecinos de El Cubo solicitan más zonas de juegos infantiles en los distintos parques del barrio. «Somos una zona residencial en crecimiento, con parejas jóvenes con niños, y se necesitan más columpios, toboganes, etc.», añade Touré.

Por último, y aun siendo conscientes de que tal reclamación corresponde al Gobierno de La Rioja, la asociación de vecinos de El Cubo tampoco se quiere dejar en el tintero la situación del centro de salud de Gonzalo de Berceo. «Lo vemos obsoleto, se ha quedado antiguo y pequeño y ya en su día se habló de la existencia de una parcela dotaciones en La Isla. Sé que es difícil, pero conviene recordárselo a quien corresponda», concluye el presidente de la asociación de vecinos.