Cuarenta años de amistad

Acto de conmemoración del 40 aniversario del hermanamiento con Libourne/A.L.
Acto de conmemoración del 40 aniversario del hermanamiento con Libourne / A.L.

Logroño y Libourne han reeditado la relación de hermanamiento que mantienen desde hace cuatro décadas

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

El acto, que se ha celebrado en el salón de plenos, ha tenido como espectadores de excepción a un grupo de chavales procedentes de Dax y Libourne que pasarán unos días en Logroño, mientras que otros tantos logroñeses se desplazarán después a estas ciudades francesas hermanadas. Pero también ha habido delegaciones municipales de Libourne, dax, Vichy y Darmstatd.

Los discursos preparados para la ocasión han debido incluir, en el último momento, alusiones al incendio de Notre Dame. La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha querido señalar que «las tragedias unen a las familias» y que la corriente de solidaridad que la destrucción de la catedral ha despertado en Europa y en el mundo «nos hace ser optimistas respecto al futuro de nuestra sociedad». Philippe Buison, alcalde de Libourne, ha hablado de drama nacional y mundial y ha destacado la rapidez con la que España y la misma alcaldesa logroñesa han expresado su emoción.

Después, Buison ha recordado al alcalde francés que suscribió el hermanamiento, Robert Boulin, al que ha llamado precursor y que falleció a los pocos días, pero también la cantidad de actividades que ha dado de sí la relación entre las ciudades, con la viticultura en común, pero con un abanico de posibilidades mayor y que se ha aprovechado desde el intercambio de chavales al de grupos musicales o seminarios. Para él, «Europa existe». Y ha animado a mantener viva la ambición de Europa, sobre todo para los más jóvenes.

La alcaldesa ha calculado en torno a los 15.000 los jóvenes logroñeses y franceses que han podido conocerse en estas cuatro décadas a cuenta de los intercambios que se han convertido en el «estandarte» de la relación entre las ciudades. Para ella, este hermanamiento «invita a la convivencia, fomenta la interculturalidad y nos hace sentir a todos más próximos a pesar de las evidentes distancias geográficas». También se ha fijado en que «existen similitudes, sinergias y proyectos comunes, pero lo que realmente nos ha unido y lo sigue haciendo es la permanente sintonía institucional y el talante afable de las gentes de las dos ciudades».

Tras las intervenciones, se produjo un intercambio de regalos. Logroño ofreció una escultura de José Antonio Olarte llamada 'Maratón' y recibió un cuadro con imágenes de la compañía logroñesa 'El perro azul' en su participación en el 'Fest´Arts 2017' de Libourne del artista Stéphane Klein.