Cs critica que el 10% de las paradas de bus de Logroño «no son accesibles»

Cs critica que el 10% de las paradas de bus de Logroño «no son accesibles»

San Martín afirma que los autobuses incumple la ordenanza de accesibilidad al no acercarselo suficiente a las aceras

LA RIOJA

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs), Julián San Martín, ha desmentido a la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, y ha asegurado que el transporte público de la ciudad «no es del todo accesible».

San Martín, en una rueda informativa que recoge Efe, ha criticado que en la ciudad de Logroño un diez por ciento de las paradas de autobús «no son accesibles», por lo que la capital de La Rioja «no es totalmente accesible» .

Gamarra, quien se reunió el pasado día 15 con la presidenta del Comité de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Manuela Muro, para analizar el borrador del nuevo reglamento del Transporte Urbano, afirmó: «Que el transporte urbano sea plenamente accesible es un compromiso ineludible para una ciudad inclusiva y sostenible como lo es Logroño».

«Los conductores de autobús lo tienen verdaderamente difícil para entrar y ponerse alineados con las paradas» Julián San MArtín

Arrimarse a la acera

El portavoz de Cs ha recordado que, en agosto de 2017, su partido denunció que el Ayuntamiento logroñés incumplía el Real Decreto 1/2013 que señalaba que para diciembre de ese año todos los accesos a instituciones públicas y a las paradas de autobuses tenían que ser totalmente accesibles. «En el último trimestre de 2017, la Concejalía de Movilidad del Ayuntamiento invirtió 49.363 euros en colocar franjas tactovisuales de color amarillo en cinco paradas de autobuses y en julio 2018, cuando volvimos a insistir, el Consistorio se gastó 53.828 en poner más franjas y en sacar cinco paradas de autobuses a pie de carretera», ha relatado.

También ha precisado que la empresa que presta el servicio de transporte urbano «incumple» la ordenanza de accesibilidad universal, porque «no se arriman a la acera lo suficiente como para que las personas que cojan el bus puedan subirse y bajar de forma accesible».

«Los conductores de autobús lo tienen verdaderamente difícil para entrar y ponerse alineados con las paradas», ha asegurado. Por ello, San Martín ha puntualizado que, algunas de las paradas se han retrasado o adelantado un poco para que los conductores puedan acceder y, según ha opinado, «aún así no entran bien». «No pueden entrar bien, son vehículos muy grandes y la mejor manera es que todas las paradas de autobús estén sacadas a la carretera y en línea», ha concluido.