Colores para cumplir la tradición

Una mujer se lleva un centro de flores, ayer, del mercado de la plaza Joaquín Elizalde. :: juan marín/
Una mujer se lleva un centro de flores, ayer, del mercado de la plaza Joaquín Elizalde. :: juan marín

Diez expositores, el mismo número que en el 2017, ofrecen desde ayer su producto de cara a Todos los Santos y hasta mañana, jueves La logroñesa plaza de Joaquín Elizalde acoge un año más el mercado de las flores

J. C. LOGROÑO.

Nada como las flores para recordar a los que ya no están. Nada... sobre todo estos días. La tradición manda, también en Logroño, y el mercado de las flores, en vísperas de la festividad de Todos los Santos, vuelve a 'colorear' la plaza de Joaquín Elizalde. Un año más... «como Dios manda», en palabras de una asidua a la cita que carga con varios ramos, «uno para cada una de las sepulturas de mis seres queridos, que a mis más de 80 años no son pocas».

Los diez expositores que acuden de forma habitual, los mismos que el año pasado, volverán a ofrecer su producto hasta mañana, jueves. Flores Canoe, Centro de Jardinería Vivaria, Eduardo Andreu Escribano, Picaflor, Viveros La Gisela, Flores Blanca, Viveros Arlequín, Floristería Ikebana, Iris Floristería y Juan Luis del Río Beltrán estuvieron ya ayer en horario ininterrumpido de 8 a 20 horas. Repetirán hoy y mañana estarán hasta las 14 horas.

«Mañana -en referencia a hoy- es el día fuerte», coinciden en señalar los distintos floristas, que ponen de manifiesto que Todos los Santos son, junto al Día de los Enamorados y el de la Madre, cuando el sector hace su particular 'agosto'. Aunque el público, eso sí, «lleva su presupuesto de antemano».

«Hay género para todos los bolsillos... desde ramitos por tres euros a centros de hasta 500», explican

«Se trata de un mercado ya consolidado en la ciudad, prueba de ello es que las floristerías participantes acuden fieles a esta cita cada año, algunas de ellas desde su anterior ubicación en la Glorieta del doctor Zubía», recordaban en la previa sus organizadores.

El Ayuntamiento de Logroño mantiene un convenio de colaboración con la Federación de Empresas de La Rioja desde hace cinco años para la puesta en marcha del mercado. Un compromiso por parte de ambas entidades «para mejorar el desarrollo de esta actividad y evitar cualquier tipo de competencia desleal, fraudes o malestar entre los comerciantes».

«Nos hemos adaptado a los nuevos tiempos... Antes se demandaban centros muy grandes y ahora son más pequeños», explica Ricardo, de Ikebana, de Logroño, quien presume del «mejor género». Elvira y Cortijo, tía y sobrina, dan rostro a La Gisela, de Navarrete, y ponen de manifiesto que el 'clavel' sigue siendo el 'rey' a la hora de recordar a los muertos.

«Hay producto para todos los bolsillos, desde ramitos por tres euros a grandes centros de hasta 500 dependiendo de la composición», afirman desde Eduardo Andreu Escribano, llegados de Entrena, que cifra en una media de 20 euros «lo más demandado».

«Aparte del precio, el público quiere algo que llame la atención y en ello andamos», concluye Félix, de Picaflor, de Oyón, rodeado de centros de rosas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos