Clamor en Logroño contra el envenenador de perros