Cambio en el Dominó

Acaba de producirse un cambio de dirección en el café Dominó, un clásico en una zona de Logroño que le costó alcanzar sus actuales atractivos gastronómicos, aunque contara con la fábrica de Conservas Trevijano y la de pastillas de Solano. Ahora se llama Nuevo Dominó, con Alberto llevando el timón por una singladura similar a la que marcó el recordado Ignacio Landaluce quien lo puso en marcha hace 36 años como un café clás ico con sus veladores de mármol que invitaban a sentarse sin prisas y su recordado reservado rodeado de botellas de vino. Pareció una atrevida competencia con el Zikos de enfrente (1974), o el elegante Brick. La calle, en la que ya existía el Mesón del Rey, se fue poblando con el Lucan's, el Junco, el restaurante El Rincón de Nicolás (1982), haciendo guardia el Capri, el último de la avenida, que lo cerró en 1988 sepultado por los escombros del derribo del edificio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos