La calle San Antón se cansa de esperar

Madorrán, Ulibarrena, Aguado, Osaba y Martínez Bergés posan junto a un 'mupi' comercial con contenedores de fondo. :: / Sonia Tercero

Comerciantes y vecinos reclaman ya una reforma que lleva sobre la mesa desde hace cuatro legislaturas | Diario LA RIOJA recorre la vía comprobando su deterioro: baldosas rotas y desgastadas, aceras desniveladas, alcorques y mobiliario deficiente...

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Logroño. Que prácticamente no haya una baldosa igual a la otra no deja de ser curioso. Y si a eso se le añade que ninguna presenta un nivel de desgaste similar a las más próximas el conjunto resulta de lo más llamativo. Hubo un día en el que formaban un dibujo... Hubo, pues tras años de parcheado ha llegado incluso a perder su otrora simetría. Un piso desnivelado, lleno de desperfectos y de suciedad de la que ya no se va por mucho que se limpie, completarían las aceras de la que es, pese a todo, la calle comercial por antonomasia de Logroño.

San Antón llegó a ocupar en el 2011 el puesto 39 en el ranking de las mejores calles comerciales de España, el 40 en el 2012 y, desde entonces, ha ido cayendo hasta salir del listado en el 2018. «Ya ni salimos», lamentan Francisco Martínez Bergés, del café Ópera, y Ramón Madorrán, de Ramón Óptica. Ambos, junto a José Ulibarrena, de Farmacia Marian Roa, José Antonio Aguado, de Galería Aguado, y Blas Osaba, de Osaba Imagen y Sonido, acompañan a Diario LA RIOJA en un recorrido por los 250 metros de calle comprobando 'in situ' el estado de deterioro y abandono de una de las principales vías logroñesas.

Escenas 'normales' en San Antón. / Sonia Tercero

Baldosas rotas y sueltas, losetas hundidas o levantadas, pavimento con deficiencias en general que provocan charcos con cada baldeo de mañana, alcorques que no son tales, tocones de antiguos árboles, papeleras y bancos obsoletos, tramos de concentración de contenedores llenos de residuos de primera a última hora... El listado es largo tras, según denuncian, más de 30 años en los que las actuaciones municipales han sido «casi nulas».

«En menos de diez años hemos desaparecido del ranking de mejores calles comerciales de España» francisco martínez bergés / café ópera

«La calle lleva años pidiendo a gritos una reformita», aseguran. Y lo cierto es que bastan apenas unos metros para darles la razón. Ni funcional ni estéticamente. «No es calle de paseo; ni para tacones ni para sillitas y los tropezones son frecuentes. Que la gente venga pese a su estado es ya todo un logro», constata Rebeca Etchaberry, de Charol Calzados. «Sucia, estropeada, dejada... y eso que los servicios de limpieza hacen lo que pueden», añade Elena Hernández, de la Mercería Hilos. «No sé cómo no se les cae la cara de vergüenza», viene a sumarse una vecina en pleno recorrido.

Más detalles que afean la calle. / Sonia Tercero

Comerciantes y vecinos se han unido ahora para reclamar una reforma que lleva sobre la mesa desde hace cuatro legislaturas. Y no piensan conformarse con una promesa más que se quede sobre el papel. La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, reunida con el vecindario, anunciaba que se acometerá una actuación integral -«proyecto singular», según sus palabras- para lo que se contratará próximamente una asistencia técnica para la redacción del anteproyecto.

El planteamiento inicial incluye un tratamiento de semipeatonalización, con ampliación de las aceras y un único sentido de circulación, pero manteniendo aparcamientos en superficie y arbolado. «No queremos algo tan singular, sino que se haga algo de una vez y San Antón deje de ser la eterna olvidada», avisan quienes explican no existir para las diferentes corporaciones y advierten de que se plantan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos