Los bomberos, al rescate

Los bomberos, al rescate
Miguel Herreros

El parque logroñés, recuperada la normalidad tras años de conflicto, aumenta sus intervenciones de salvamento, que ya son la mitad de las que realizan al cabo del año

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

«Estamos en otra situación», señala la concejal del área de Bomberos, Eva Tobías, respecto al conflicto que mantuvo buena parte del colectivo del parque logroñés durante años. En la actual, los turnos, tres al día -mañana. tarde y noche- de lunes a viernes, y de 24 horas los sábados y domingos, hay ocho bomberos, seis de los cuales salen cuando se produce una llamada. Puede haber otras formas de organizarse, pero se ha optado por ésta. Otros cinco bomberos se encuentran localizables por si hace falta que se presenten en el parque de forma inmediata. Ayer, por ejemplo, que hubo un incendio en El Rasillo y los bomberos de Logroño estuvieron allí buena parte de la tarde, se recurrió a estas guardias localizadas, ha contado el jefe del parque, Alfredo Bazo.

En estos momentos, el parque cuenta con 64 bomberos operativos, cinco más que hace año y medio. Hay en marcha, además, una oferta de empleo para ocho más, que se encuentra en la fase de revisión médica y luego tendrá una academia de más de 300 horas. Pero el parque también afronta en pocos meses al menos tres jubilaciones. Bazo destaca que, además, la oposición dará lugar a una lista de espera de la que, si hace falta, se podrá tirar y que hasta ahora no había. Cuenta, además, que habrá memoria de actividad correspondiente a 2019. De 2018 también se intentará, aunque no se ha podido hacer por falta de personal, refiere.

El tiempo medio de respuesta en la ciudad se encuentra en torno a los cinco minutos

El tiempo medio de respuesta de los bomberos de Logroño en la capital es de cinco minutos, recordó el jefe del parque, Alfredo Bazo. En un minuto, los efectivos del parque se medio equipan, suben a los camiones, que arrancan y salen a toda velocidad y, mientras dura el desplazamiento, terminan de colocarse sus pertrechos y de hacerse una composición de lugar. Los bomberos mostraron ayer, ante las cámaras, la rapidez a la que funcionan. Cuando se alcanza el objetivo, todo el mundo sabe lo que tiene que hacer, contaban desde el mismo parque. Y ello porque las actuaciones están sujetas a protocolos.

A las situaciones más complejas, que van desde fuegos en industrias a problemas con mercancías peligrosas, se desplazan hasta cuatro vehículos, uno de ellos ligero, que llega antes, y que permite a sus ocupantes hacerse una idea de la situación antes de que lleguen los camiones, más lentos.

Respecto a las actividades diarias, cuando no hay salidas, indicó el jefe del parque que, de entrada, los efectivos revisan los vehículos, que permanecen enchufados, para que tengan todo lo necesario cuando hacen falta, realizan educación física en el gimnasio de la instalación o salen a las calles de la ciudad a comprobar el estado de las tomas de agua distribuidas a lo largo y ancho de la ciudad para que, en su momento, respondan como deben. En el patio hay una torre para hacer prácticas e incluso un camión cisterna con el que también se experimenta.

El jefe del parque ha guiado este martes una visita a medios de comunicación para acercar la tarea de este colectivo. Así, ha mostrado los 16 vehículos que se emplean y ha detallado los protocolos que se utilizan en cada una de las situaciones que se les suelen presentar. En general, dos vehículos por salida, uno autobomba y otro con una escala que permite alcanzar los 37 metros de altura por si hace falta para un rescate. Luego puede que haga falta o no, porque cuando los bomberos salen del parque lo hacen sin tener todos los datos de lo que pueda estar sucediendo en el lugar al que acuden.

Los datos

Plantilla
En esos momentos, de 69 personas, 64 bomberos operativos, por los 59 de hace año y medio. 8 más en proceso de selección.
Organización
Ocho por turno y cinco más localizados. Turno de mañana, tarde y noche de lunes a viernes y de 24 horas sábados y domingos.
Edad media
46,6 años.

Aperturas urgentes de puertas

¿Cuáles son las situaciones más frecuentes? Al año, los bomberos de la capital protagonizan en torno a las 1.500 intervenciones. Este 2019 ya van 1.114. Cerca de la mitad son salvamentos y rescates y en torno a los quinientos son incendios. Las intervenciones que más han aumentado, de tal forma que se han triplicado en los últimos diez años, han sido las aperturas urgentes de puertas a cuenta, por ejemplo, de mayores que se han caído y se encuentran atrapados o de personas fallecidas, incluso alguien que tiene la cocina encendida y ello supone un riesgo... No, no se suman los casos de llaves olvidadas. La retirada de avispas y abejas también ha crecido de forma notable. Y estamos en octubre, ya fuera de temporada, y se siguen encontrando. Hay menos accidentes de coches y con mejores vehículos por lo que las excarcelaciones de atrapados se han reducido.

«Todo no se puede», pero poco a poco, «las necesidades van cubriéndose», ha indicado Tobías, quien ha recordado que en agosto se incorporó un bombero y en septiembre una técnica de extinción.