Los bomberos llaman a una manifestación para pedir el fin de las guardias localizadas

Ciauri y Villena, ayer en la rueda de prensa que dieron en el parque de Bomberos. :: sonia tercero/
Ciauri y Villena, ayer en la rueda de prensa que dieron en el parque de Bomberos. :: sonia tercero

Los portavoces del colectivo insistieron ayer en «la falta de medios» personales y materiales del parque logroñés

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

Los bomberos han convocado una manifestación, a las siete de esta tarde, desde Murrieta hasta El Espolón, para insistir en las reclamaciones que vienen formulando en los últimos tiempos y que resumen en que carecen de personal suficiente y de medios adecuados. Según indicaron ayer sus portavoces, la plantilla la componen 60 bomberos, aunque hay tres bajas de larga duración que la dejan en 57. Como no se recurre a la bolsa de trabajo formada por aspirantes en las últimas oposiciones, los bomberos acaban realizando 300 horas más al año de las que indica su calendario laboral, aseguró José Luis Ciauri.

«El incumplimiento de protocolos multiplica los riesgos y dificulta el servicio rápido y seguro», apuntó también para recordar que hace ya tres años del sistema de guardias forzosas que funcionan a base de resoluciones de Alcaldía. «Se podría pensar que es tiempo suficiente para regularizar la situación, pero no se ha hecho nada», agregó.

uLa cita
Hoy, a las 19 h., en Murrieta para ir hasta El Espolón.
uLas causas
Los bomberos hablan de falta de medios personales y materiales y de incumplimiento de protocolos a cuenta de ello, así como de cansancio tras tres años de guardias localizadas.
Las ratios
Logroño tiene 57 bomberos en activo por lo que hay un bombero por cada 4.000 habitantes. En el CEIS, uno por cada 1.800.

El también portavoz Javier Villena aludió a que el parque de Logroño atiende a 220.000 habitantes, es decir, de Logroño, Rioja Media, entorno de Oyón y Viana, que «en los últimos meses se han dado intervenciones sin los medios adecuados» y que, «por falta de personal, se incumplen los mínimos».

Apostó por un parque moderno y con recursos para acometer con garantías su labor de salvar vidas y bienes y, entre las soluciones, citó «el necesario cese de las guardias localizadas». Destacó, además, que en el 2017 ha vuelto a descender el trabajo preventivo realizado por el parque, mientras que ha habido más incendios y salvamentos, especialmente los que afectan de forma más directa a las personas. «Justo lo contrario del 'más vale prevenir que curar'», apuntó, para reseñar que la memoria de actividad del parque en la que figuran este tipo de datos se encuentra «en el cajón del concejal del área, ocultando las carencias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos