Bailando la historia de Logroño

El grupo de danzas renacentista participa en el acto 'Ahí vienen los franceses'. :: /R.L.
El grupo de danzas renacentista participa en el acto 'Ahí vienen los franceses'. :: / R.L.

El grupo de danzas renacentistas de San Bernabé aspira duplicar su cifra de voluntarios para la celebración del V Centenario del Sitio

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

El Grupo de Voluntarios del Ayuntamiento de Logroño-Danzas Renacentistas San Bernabé ha echado a andar de forma oficial este año, después de cerca de tres iniciándose en este camino. El horizonte hacia el que se dirigen es el 2021, cuando se conmemorará el V Centenario del Asedio francés a la ciudad.

Esta efeméride, que se enmarca en las fiestas patronales, tendrá una envergadura que trasciende el ámbito local y regional para erigirse en un acontecimiento de relevancia nacional. «Será un hito significativo», apunta el coordinador del grupo, Raúl Libossart.

El colectivo ensaya danzas renacentistas, unos bailes de época medieval que pasaron a danzarse en el Renacimiento. Sus actuaciones durante las fiestas de San Bernabé complementan la recreación del sitio que sufrió la hoy capital de La Rioja por parte de las tropas invasoras. «Esta actividad reporta una gran alegría porque te sientes partícipe de la historia de tu ciudad y ayudas a darla a conocer», señala Libossart.

El colectivo, de 40 personas en la actualidad, quiere que los bailes tengan gran lucimiento en el 2021

Así, la presencia de los voluntarios de las danzas renacentistas es requerida en los pasacalles y en bailes en plazas. También participan en las ofrendas florales y como público de otros actos para evocar a los logroñeses de 1521.

Para ello, el Consistorio capitalino pone a disposición de este grupo un taller de diseño y corte de los trajes renacentistas que portan. «Nos asesoran para ir vestidos de forma acorde con la época que representamos», explica el coordinador del colectivo.

El grupo lo integran en la actualidad cerca de 40 personas que se han enrolado en estos bailes de forma voluntaria. Los hay de todas las edades: desde gente joven hasta adultos con 69 años. «Cuando actuamos en San Bernabé pasamos mucho calor con los trajes renacentistas, ya que resultan poco veraniegos», confiesa Libossart; pero señala que «no hay felicidad más grande» que haber aportado un granito de arena para colmar de alegría las fiestas logroñesas. «Llegamos agotados a casa por la noche, pero muy contentos», asegura. Los voluntarios ensayan dos veces por semana: los miércoles a las 19.30 horas en el Centro Cívico Madre de Dios y los viernes, en el Centro de Participación Activa Zona Oeste. Aspiran a duplicar su número de miembros de cara al 2021.

«Acudirán a Logroño visitantes de otras provincias y del extranjero y queremos una gran participación ciudadana en los bailes para que tengan mucho lucimiento», indica el coordinador.

 

Fotos

Vídeos