El Ayuntamiento asume las obras de urbanización del parque Juan Gispert

El Ayuntamiento asume las obras de urbanización del parque Juan Gispert
Sonia Tercero

La Junta de Gobierno Local ha aprobado iniciar la ejecución subsidiaria para subsanar las deficiencias pendientes en el Plan Parcial Fardachón por motivos de seguridad

LA RIOJA Logroño

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha detallado este miércoles que el Ayuntamiento asume la ejecución subsidiaria para «hacer realidad la urbanización del parque Juan Gispert«, mientras que la obra será costeada por la Junta de Compensación.

Gamarra se ha reunido con representantes de la asociación de vecinos de La Cava-Fardachón para anunciarles el cumplimiento del compromiso que había alcanzado con ellos respecto a este parque.

Ha detallado que la Junta de Gobierno Local ha aprobado este miércoles iniciar la ejecución subsidiaria para subsanar las deficiencias pendientes en la urbanización del Plan Parcial Fardachón, lo que incluye la urbanización del parque Juan Gispert.

Esta medida, ha dicho, «desbloquea una situación que impedía el progreso de este barrio» y supone «el cumplimiento de un compromiso que teníamos con los vecinos de La Cava-Fardachón».

Justo Rodriguez

Ha incidido en el compromiso de su Gobierno con todos los barrios de la ciudad y ha citado, respecto a la zona de La Cava-Fardachón, además de la urbanización del parque Juan Gispert, actuaciones que «ya son realidad».

Entre ellos, se ha referido a la nueva ludoteca 'La Peonza', que funciona desde este curso; y otras actuaciones de futuro, como el proyecto de implantar una residencia para personas mayores en suelo dotacional.

En relación al parque Juan Gispert, ha recordado que, una vez superados los plazos dados a la Junta de Compensación y comprobado por los técnicos municipales que no se habían subsanado las deficiencias, «el Ayuntamiento ha decidido ejecutar la obra y que ésta sea costeada por la Junta de Compensación».

Estancado desde el 2012

Ha explicado la utilización del procedimiento de ejecución subsidiaria, contemplado en la Ley de Contratación, en base a «motivos de seguridad».

De hecho, se ha remontado a la tromba de agua que cayó en Logroño las pasadas fiestas de San Mateo, a finales de septiembre, que anegó el paso de la calle Clavijo bajo la N-111 y una familia tuvo que ser rescatada de su coche.

Además, informes técnicos de Bomberos y Medio Ambiente demostraron entonces que la urbanización de este parque hubiera aliviado los efectos negativos de las lluvias, por lo que el equipo de Gobierno local impulsó este procedimiento de urgencia para dar una solución y prevenir episodios futuros.

Sus datos indican que la situación de este plan estaba estancada desde febrero de 2012, cuando se aprobó un convenio con la Junta de Compensación por el que se establecía la subsanación de deficiencias en la urbanización del sector Fardachón, con carácter previo a la recepción definitiva de las obras.

Esas deficiencias se referían a la instalación de alumbrado, la ejecución de una zona verde al este de la N-111 -parque Juan Gispert-, la reparación de baches en la calle Serradero, pequeñas deficiencias de saneamiento y la retirada de un poste de telefonía anexo a la Comisaría.

Se estableció, para su reparación, una compensación de 155.000 euros en concepto de indemnización, que debía asumir la Junta de Compensación y «no cumplió», ha dicho.

«El proceso ejecutivo iniciado entonces culmina ahora con la aprobación de la ejecución subsidiaria a costa de la Junta de Compensación», ha relatado.

La licitación de la segunda fase en marzo

Para ella, el escenario posible que se plantea ahora es que el pleno municipal valore un suplemento de crédito para acometer esta obra y que la adecuación de la segunda fase del parque Juan Gispert se licite a finales del próximo mes de marzo.

El acuerdo adoptado este miércoles por la Junta de Gobierno abre vía libre a la ejecución del parque Juan Gispert, que es una zona verde situada al este de la N-111 y limitada por las calles Clavijo, Serradero y Daroca.

Cree que debería denominarse como segunda fase del parque Juan Gispert, ya que una zona verde gemela a la que ahora se quiere intervenir se encuentra en el lado oeste de la N-111 y está urbanizada desde hace años.

El proyecto contempla un plazo de ejecución de dos meses y un presupuesto de 180.000 euros para la creación de esta zona verde.