El arreglo previo de la cubierta precedió a la obra de la cúpula

Frente de la concatedral, donde se ubica la capilla./Miguel Herreros
Frente de la concatedral, donde se ubica la capilla. / Miguel Herreros

Una de las partes más importantes de la propuesta que se va a materializar es la restauración de las pinturas murales de la cúpula y la reparación de sus fisuras

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

La actuación de casi 800.000 euros que se propone es ahora es la quinta fase, y ello porque la concatedral viene siendo restaurada desde 1998. La cuarta se concluyó en el 2009. La intervención que se va a efectuar ahora puede llevarse a cabo gracias a unas obras previas que se afrontaron en la anterior fase y que recuperaron la linterna de la cúpula de la capilla de Los Ángeles y la cubierta.

No en vano, una de las partes más importantes de la propuesta que se va a materializar es la restauración de las pinturas murales de la cúpula y la reparación de sus fisuras. «Constituye por tanto esta quinta fase una continuación necesaria de la cuarta», señala la memoria de la actuación.

Esta intervención incluye, además de la cúpula y las pinturas, todo el interior de la capilla, desde el suelo y la calefacción a la gran cancela rococó, a los retablos afectados por termitas y a la mejora estética de algunos elementos de los que se estima que restan unidad al conjunto.

La iluminación también experimentará una mejoría y la dovela descolgada en el arco de la puerta principal de la capilla, que afecta al funcionamiento de la puerta, volverá a su sitio.