El aparcamiento «en espiga» llega a Logroño

El de Albia de Castro será el primer estacionamiento de la ciudad que obliga a los conductores a aparcar marcha atrás | La seguridad y el ahorro de espacio, entre las principales ventajas

REDACCIÓN
REDACCIÓNLogroño

El Ayuntamiento de Logroño ha anunciado este miércoles que pondrá en marcha en Albia de Castro, en el tramo entre la Plaza Braille y Jorge Vigón (a ambos lados), el primer aparcamiento en espiga. Se trata de un tipo de estacionamiento que obliga a los conductores a aparcar marcha atrás en batería, en lugar de hacerlo de frente como estamos acostumbrados. ¿Pero qué tipo de ventajas tiene?

Las razones esgrimidas a favor de este modelo son, sobre todo, una mejora de la seguridad, ya que se eliminan ángulos muertos de visibilidad y se puede salir en el sentido de la marcha, lo que a su vez se espera que se reduzca el número de atropellos. Otra ventaja es que se consigue un ahorro de superficie por plaza y se facilita la carga/descarga, a la vez que reduce el número de atropellos

En total se van a instalar en ambos lados de la calzada 26 aparcamientos en espiga, novedosos en el casco urbano de la ciudad. Con esta intervención, también se espera eliminar la habitual doble fila en una zona donde conviven el polideportivo Lobete, con el IES Hermanos D'Elhuyar y varios mercados.

Los aparcamientos espiga se instalarán entre la Plaza Braille y Jorge Vigón, en el tramo señalado abajo, a la izquierda.

El sistema tiene defensores y detractores, aunque se defiende como una forma de estacionar de forma más práctica, con menor peligro a la hora de acceder al maletero del vehículo. La medida también hace menos peligrosa la circulación de otros vehículos como motos, bicicletas o patinetes, que pueden circular de manera más segura junto a estas líneas de estacionamiento sin temor a ser golpeados por la apertura de una puerta.

Leer más

Sin embargo, en el caso de los conductores no habituados, puede provocar varias maniobras a la hora de aparcar y ocasionar colas en los coches que circulan por la misma vía. Habrá que esperar a ver cómo funciona en esta zona de Logroño, donde las obras comenzarán en julio.