El agua anega la calle Lardero por otro reventón de una tubería