Más abejas para una Rioja mejor

Más abejas para una Rioja mejor
SONIA TERCERO

Amigos de la Tierra presenta los resultados del proyecto «Más abejas para un mundo mejor», llevado a cabo en Nicaragua en colaboración con el Gobierno de La Rioja

ANA TERREROSLogroño

Amigos de la Tierra La Rioja ha presentado este miércoles, Día del Medio Ambiente, los resultados de su proyecto «Más abejas para un mundo mejor». Un proyecto de cooperación al desarrollo que, contando con la financiación del Gobierno regional, la asociación puso en marcha hace dos años en Nicaragua. Pero, ¿cómo puede beneficiar una iniciativa como esta a La Rioja?

Bajo el nombre «Más abejas para un mundo mejor» este proyecto consiste en aprovechar los recursos apícolas del corredor de las Segovias, la zona más seca del país. En Nicaragua sigue habiendo guerrilla y tiene graves problemas de escolarización, pero «gracias a la apicultura ha conseguido salir adelante. Eso es de lo que queremos concienciar en La Rioja», explica el apicultor Javier Herrero.

Según él, el proyecto «conjuga el cuidado del medioambiente desde la práctica y una regeneración de la zona muy positiva». Además, puntualiza, «no se le puede pedir a la población que salve su bosque mientras tenga que lidiar con otros problemas personales». Aún así, gracias a la existencia anterior de una cooperativa apícola «se les ha dado conocimientos prácticos que les permitan la gestión de las abejas».

Este proyecto ha sido «una vía de insertar valores, enseñar a la población qué es el comercio justo y hacer que se vean capaces de hacer cosas por ellos mismos».

Cuando comenzaron con esta iniciativa hace dos años, la gente que participaba estaba interesada en «aprender un poco más sobre apicultura», pero se ha conseguido concienciarles «de ser más responsables con su entorno y con el medio ambiente».

Los resultados, explica Donaire, «han sido positivos tanto en datos como en la vida de esas personas», consiguiendo además el empoderamiento de las mujeres vinculadas al proyecto.

Lo que quiere conseguir ahora Amigos de la Tierra en La Rioja es fomentar la apicultura y concienciar a la gente de que puede ser una forma de enriquecimiento, ya que la comunidad «es una zona muy privilegiada para la práctica de esta». Para poder ser aplicada, ha apuntado Herrero, «habría que partir del consenso con la gente de la zona y adaptar la apicultura a cada lugar». Gracias a la orografía de La Rioja, «podría duplicarse el rendimiento de las colmenas con la mitad de desplazamiento».

Herrero considera que los dos principales problemas que impiden un mayor desarrollo de la apicultura en La Rioja son la inexistencia de un etiquetado claro y el dumping. Esta es una práctica de comercio por la que se venden productos procedentes del extranjero por debajo del coste, y así acabar con los productores nacionales. «La miel de La Rioja compite con sirope de arroz que se vende como miel, procedente de países como China».

Que la apicultura sea rentable en La Rioja es fácil, pero antes hay que conseguir que se cree un sello de calidad y de origen que anime a los riojanos a unirse a esta nueva vía de agricultura.