Más de 3.200 toneladas de papel

Más de 3.200 toneladas de papel

La recogida selectiva de papel y cartón sube el 3% de enero a septiembre

LA RIOJALogroño

Logroño realizó una recogida selectiva de papel y cartón, de enero a septiembre de 2018, de 3.222 toneladas, lo que supone un 3 por ciento más respecto al mismo periodo de 2017.

Así lo ha asegurado hoy, en una rueda informativa recogida por Efe, el concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, quien ha señalado que esta cifra corresponde a lo recogido en contenedores, puerta a puerta en centros oficiales y puerta a puerta en zonas comerciales

También ha anunciado que la capital riojana ha renovado, gracias a estas cifras, sus tres pajaritas azules, la máxima distinción que cada año concede la asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) a los ayuntamientos que destacan en la recogida selectiva de papel y cartón.

Este año, como novedad, Aspapel ha entregado una réplica de la pajarita azul a las 36 entidades locales que han resultado galardonadas con tres, dos o una pajarita azul, y Ruiz Tutor ha indicado que Logroño, por segundo año consecutivo, ha obtenido la máxima distinción junto a otras 12 entidades locales.

Ruiz Tutor ha mostrado su satisfacción por recibir la Pajarita azul y ha compartido este galardón con dos colectivos que han tenido mucho que ver en su consecución: los vecinos de Logroño y los comerciantes, «sin cuya colaboración proactiva no serían posibles los excelentes datos de reciclaje que exhibe la ciudad de Logroño».

Además, ha precisado que, en los 495 contenedores distribuidos por toda la ciudad, en esas fechas se recogieron 3.096 toneladas, un 3 % más que en el año pasado.

A esto, ha dicho, hay que sumar las cerca de 56 toneladas en recogidas puerta a puerta en centros oficiales, un 1 % menos; y las 70 toneladas, un 2 % más, también puerta a puerta, en las zonas comerciales.

Asimismo, ha detallado que hoy en día la ratio de un contenedor es por cada 310 habitantes, cuando, según sus datos, en 2006 la proporción era de un contenedor por cada 500 habitantes.

«El reto para 2019 es mejorar la calidad de los residuos recogidos, evitando la presencia de elementos impropios en cada uno de los contenedores», ha concluido.