El Ayuntamiento de Logroño conmina a los propietarios de 130 edificios a pasar la inspección en dos meses

El Ayuntamiento de Logroño conmina a los propietarios de 130 edificios a pasar la inspección en dos meses

La Administración avisa a las comunidades que no han cumplido de que la ejecución subsidiaria de la obligatoria ITE acabaría en la imposición de multas

JAVIER CAMPOS

Primer 'aviso' a quienes no han cumplido con la obligación de pasar la ITE. El Ayuntamiento de Logroño ha requerido formalmente a un total de 130 comunidades de propietarios, incluidas en los padrones correspondientes al 2014 y al 2015, a pasar la inspección técnica de edificios (de más de treinta años en todos los casos) en un plazo de dos meses. La Administración local, mediante un acuerdo de Junta de Gobierno Local del pasado abril, exige a los citados propietarios la presentación del acta relativa a dicha inspección -«en el modelo oficial debidamente diligenciado»- o, en caso contrario, se llevará a cabo mediante ejecución subsidiaria, lo que conllevaría la posterior imposición de sanciones.

además

El acuerdo, en concreto, habla de «apercibir a los interesados de que, en caso de incumplimiento del requerimiento, se procederá a acordar la ejecución subsidiaria de las actuaciones necesarias para la realización de la ITE por parte del Ayuntamiento, a cargo de los propietarios obligados, y a la incoación de expediente sancionador para la imposición de multa». Además, y sobre este aspecto, advierte expresamente a los interesados de que, «si transcurrido el plazo anterior de dos meses, persistiese el incumplimiento, se acordará la imposición de sanciones coercitivas, por lapso de tiempo no inferior a un mes, como medio de ejecución forzosa».

El Ayuntamiento de Logroño actúa así de acuerdo con la ordenanza reguladora de la Inspección Técnica de Edificios, de 13 de diciembre del 2013, la cual dispone que la Administración local elaborará «anualmente» un padrón de los edificios sujetos por ley a tal inspección, esto es, «los edificios de viviendas catalogados o de antigüedad superior a 30 años existentes en el municipio de Logroño».

Plazo ampliamente agotado

Así, de los 380 edificios incluidos en el primer padrón, el del 2014, hasta 91 hicieron caso omiso a tal obligatoriedad; y de los 372 del 2015, incumplieron 39. Son los 130, en definitiva, a los que ahora el Ayuntamiento de Logroño pide cuentas. Y es que, según motiva, «habiendo transcurrido ampliamente el plazo establecido, o bien no han cumplido con su obligación de presentar el acta relativa a la ITE o bien han presentado una cuyo contenido no se ajusta a lo establecido en la ordenanza».

Resumiendo, un 17,2% de la totalidad del padrón ni siquiera hacen la inspección a la que están obligados, más allá de que, en caso de hacerla, la aprobasen o no. «Tiene que llegar un momento donde ya se haga un análisis de los que no se hayan presentado, se empezarán a hacer los correspondientes procedimientos y, si fuese necesario, las sanciones económicas y, de forma paralela, la posibilidad de la ejecución subsidiaria», reconocía ya el pasado año por estas mismas fechas el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Pedro Saéz Rojo. Y lo cierto es que ese momento ha llegado y el Ayuntamiento ha iniciado lo ya adelantado un año antes.