Un metro cuadrado que va por barrios

Un metro cuadrado que va por barrios

Alfonso VI y Gran Vía, calles más caras para comprar piso; y Santos Ascarza y Luis Barrón, las más baratas

JAVIER CAMPOS

No están todas las que son, pero sí son todas las que están... 'Pisos.com', portal inmobiliario del grupo Vocento, ha elaborado un ranking para Diario LA RIOJA con el precio de la vivienda usada -segunda mano, aunque los hay para estrenar- que establece cuáles son las calles más caras y más baratas para comprar piso en Logroño.

además

Un mercado que se mueve, según los expertos consultados, y que sitúa a Alfonso VI y Gran Vía -con 2.230 y 2.050 euros por metro cuadrado, respectivamente- como las más costosas -y únicas por encima del techo de los 2.000- y a Santos Ascarza y Luis Barrón -903 y 966 euros por metro cuadrado, respectivamente- como las más económicas.

El ranking, elaborado a partir de centenares de anuncios clasificados, arroja un 'monopoly' de la capital de La Rioja de sobra conocido: con pisos más caros de media en la zona sur y más baratos en la zona este, aunque siempre puede haber -como, de hecho, hay- excepciones.

El informe sobre los precios máximos y mínimos de la vivienda coloca en tercer lugar a la calle Lope de Vega, con 1.847 euros por metro cuadrado; en cuarto lugar a Jorge Vigón, con 1.714 euros por metro; y en quinto a la avenida de Madrid, con 1.657 euros. Calles 'top' todas ellas.

Calles céntricas como Vara de Rey, con un precio medio de 1.475 euros/metro cuadrado, aparecen en el séptimo lugar; peatonales como Calvo Sotelo, con un precio medio de 1.446, se sitúan en el noveno; y populares como avenida de Burgos y Colón, con 1.389 y 1.387 euros, respectivamente, en los puestos 12 y 13.

Ya por la parte de abajo, la calle Huesca aparece en el puesto número 17, con 1.189 euros por metro cuadrado; la calle Pérez Galdós en el 18, con 1.162 euros por metro; y Somosierra en el 19 -y antepenúltimo lugar de un ranking de 21 calles- con 1.140 euros y siendo la primera vía en sobrepasar la barrera de los mil euros.

«Hay que tener en cuenta que en el sector inmobiliario las medias, que en este caso sirven de indicativo sobre las calles más caras y baratas en general, son relativas, pues el precio de dos pisos en un mismo bloque puede variar mucho dependiendo de si es interior o exterior, de si necesita reforma o se puede entrar a vivir directamente o del tipo de servicios que tenga», precisa Óscar Martínez Solozábal, de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios (APEI), quien cree que no se puede generalizar y que las excepciones y oportunidades siempre están ahí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos