Bancos 'malos' y sin apenas crédito

Casi sin sitio. Santiago, Manuel, Juan José, Tomás y Santiago, uno de los grupos que confirman las numerosas quejas. :: miguel herreros/
Casi sin sitio. Santiago, Manuel, Juan José, Tomás y Santiago, uno de los grupos que confirman las numerosas quejas. :: miguel herreros

El Ayuntamiento aprobó en abril la sustitución de 90 unidades del parque, dado su diseño y estado «obsoleto», por un modelo «más ergonómico», pero aún no se han instalado

JAVIER CAMPOS

«¿Incómodos? Incomodísimos más bien... se te clavan las tablillas en las nalgas y en la espalda, sobre todo ahora que están como están, porque antes se arreglaban y se pintaban y ya ni siquiera eso». Fernanda y María vienen a constatar una queja en su día particular, pero que con el paso de los años se ha ido tornando unánime. Los bancos del parque de La Cometa, que datan de su reforma hará «20 años o más» según recuerdan los más viejos del lugar, suponen hoy el principal motivo de protesta en una zona muy frecuentada por todo tipo de público, pero especialmente por mayores del entorno.

«Llegados a una edad no te queda otra que sentarte, pues de hecho hay días en los que es difícil coger sitio, pero la verdad es que pasados unos minutos empieza a dolerte todo...», explican gráficamente en las distintas 'tertulias' que se forman alrededor de cada elemento de mobiliario urbano centrando sus 'iras' en asientos y respaldos notablemente deteriorados. «Y más sabiendo como sabemos que en otras zonas de la ciudad se han ido cambiando», apostillan los diferentes grupos poniendo como ejemplo el caso de Yagüe.

Lo cierto es que el Ayuntamiento de Logroño tiene aprobaba la sustitución de estos y otros bancos en distintos barrios desde el pasado mes de abril, estando La Cometa pendiente de actuación. La Junta de Gobierno Local adjudicaba entonces a la empresa Novatilu el suministro de 253 nuevos bancos, 90 de ellos para el parque de La Cometa, por una cuantía de 60.000 euros y, según informó entonces el portavoz municipal, Miguel Sáinz, un plazo de tres meses. Respecto a la zona en cuestión, y tal y como precisa ahora el Ayuntamiento, «se comenzará de inmediato y se finalizará aproximadamente en un mes».

La incomodidad de los bancos y sus consecuencias hacen que la sorna popular les haya bautizado como «quebrantahuesos». Así lo explica Manuel, quien recurrió al Teléfono del Lector de Diario LA RIOJA para poner de manifiesto el creciente malestar entre el vecindario. «Las quejas no son de hace meses, sino de hace años, y una tarde, tras el correspondiente debate, dije que yo me encargaba de llamar al periódico y dejar constancia por escrito», cuenta este 'abuelo' encargado estos días del cuidado de sus nietos.

No en vano, ya en el propio pliego de prescripciones técnicas para la adquisición de los citados bancos, con fecha del pasado 2015, se daba cuenta de que Logroño «dispone de un gran número de bancos instalados del modelo 'romántico' de 16 tablillas» que, «dado su diseño y estado en general obsoleto, se hace conveniente proceder a su sustitución». El modelo elegido sería el 'Madrid' o similar, es decir, el de tres listones -tablas- planas -dos para el asiento y una para el respaldo- que ya se ha impuesto en otras muchas partes de la ciudad.

«Más ergonómicos», según la Administración local, en pro de la comodidad exigida por los usuarios. «No hay día en el que no salga el tema de los bancos y ya va siendo hora de que se acuerden de La Cometa», concluye Demetrio dando voz a otro de los grupos 'interesados'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos