Demandan al Ayuntamiento de Logroño por incumplir la Ley de Memoria Histórica

Cambio y restauración del nombre de Calvo Sotelo por el de General Zurbano. /
Cambio y restauración del nombre de Calvo Sotelo por el de General Zurbano.

La Asociación 'La Barranca' esgrime que «la ley está a la espera de su aplicación desde el año 2009»

EUROPA PRESSLOGROÑO

La Asociación 'La Barranca' ha demandado ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 al Ayuntamiento de Logroño por incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Una demanda, que presentaron ayer mismo y que ha ido acompañada en los últimos días de otras acciones, "sin ánimo de venganza, solo para remover las conciencias".

Así lo han afirmado este jueves los miembros de la Asociación Martín Martínez, Jesús Vicente Aguirre, Paco Marín y Jesús Cámara, que, este pasado martes, protagonizaron una de estas acciones "simbólicas": el cambio de las placas de dos calles de la ciudad, Calvo Sotelo y Capitán Cortés, a las que pasaron a denominar General Zurbano y Beti Jai.

además

Una actuación corregida de inmediato por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento, cuyo portavoz, Miguel Sáinz, avanzó ayer, tras la Junta de Gobierno Local, que el Consistorio se plantea la posibilidad de sancionar a estas personas, y hacerles pagar posibles daños provocados por su acción, que, como dijo, va en contra de la Ordenanza de Fomento de la Convivencia.

En rueda de prensa este jueves, Martínez ha comenzado explicando el cambio de las placas "fue un acto puramente simbólico, para remover las conciencias en una ciudad donde la aplicación de la Ley de Memoria Histórica se está demorando más de lo debido". "No pretendemos ir más allá de lo simbólico", ha insistido.

Ha recordado que la Ley de Memoria Histórica se aprobó en el año 2009, y que, en Logroño, en el año 2010 "hubo algunos avances", con la creación en el Consistorio, presidido entonces por el alcalde socialista Tomás Santos, de una comisión para el estudio de la norma. La comisión analizó 43 calles de la ciudad, y llegó a la conclusión de que había que cambiar la denominación de 17 de ellas.

Martínez ha continuado apuntando que, en 2011, "se aprobó en pleno que se aplicara la Ley en todo, menos en el nombre de las calles". Con el cambio de Gobierno, en junio de 2011, "todo quedó en el limbo". Tras aquella Legislatura, de mayoría absoluta del PP, "se volvió a cambiar el año pasado, con el nuevo Ayuntamiento".

Así, ha señalado que, en el pleno de julio de 2015, se aprobaron dos mociones, una del PSOE y otra de Cambia Logroño, para instar al cambio de nombre de las calles a lo largo de esta Legislatura. "Acostumbrados a no ver avances -ha añadido- seguimos presionando para no dejar pasar estos cuatro años y continuar en la casilla de salida".

Por eso, se envió, antes de presentar la demanda, un requerimiento al Ayuntamiento a través del abogado madrileño Eduardo Ranz, "al que no ha habido respuesta, un silencio administrativo que nos habilita ahora para ir a los juzgados".

La demanda

Jesús Cámara ha detallado que la demanda se presentó ayer mismo, "y en ella, se hace una relación tanto del tema de la calles como de lo que hay de escudos, insignias y otros aspectos incluidos en la Ley". De este modo, aparecen en la justificación de la denuncia los nombres de las 17 calles que se deberían cambiar de nombre "y que el Ayuntamiento no ha elaborado aún un catálogo de otros vestigios de la guerra civil y la dictadura".

Además, se adjuntan otros escritos, como el remitido en junio de 2015 por Eduardo Ranz con el primer requerimiento; que, noviembre del año pasado, también el abogado y varios miembros de 'La Barranca' se personaron en el Consistorio para comprobar la tramitación del escrito anterior "al que siguió el silencio"; y una contestación a Ranz, en este caso, de la Junta de Castilla y León, determinando que la aplicación de la Ley no era tema autonómico, sino competencia municipal.

"La Ley lleva nueve años esperando su cumplimiento", ha subrayado Cámara, a lo que ha incidido Jesús Vicente Aguirre que "en la reciente historia de la humanidad hay dos hechos relevantes, el tsunami y el que cambiáramos las placas de dos calles de Logroño". "El problema -ha continuado- no es que nosotros llevemos a cabo esa acción, sino que el Ayuntamiento lleve años sin responder a las demandas de la Ley y de dos mociones aprobadas en el pleno".

Por ello, ha considerado que "no hay voluntad política, y ese es el escollo, aunque el Ayuntamiento sabe que debe hacerlo, no sigue adelante". Una idea en la que Paco Marín ha apostillado que "la respuesta política de algunos concejales a nuestra acción ha sido patética, en vez de hacer lo que tienen que hacer, nos quieren sancionar". "Prefiero que me fusilen en La Barranca, por favor", ha ironizado.

Aguirre ha señalado, por último, la necesidad "de que convoquen en el Ayuntamiento a quien deban sobre este tema y, entre todos, establecer un calendario, hay tiempo, los cambios no son inmediatos, se pueden hacer gradualmente, pero lo que hay que hacer es tomarse el tema en serio, y adoptar medidas para solucionarlo".